Cómo crear un espacio de trabajo cómodo, dentro y fuera de casa

Cómo crear un lugar de trabajo cómodo, dentro y fuera de casa

¿Sientes a menudo fatiga visual, dolores musculares, o el molesto dolor de cabeza después de estar ocho horas trabajando con el ordenador?

Lo que necesitas es un espacio de trabajo cómodo, por que un gran porcentaje de las personas que se encuentran teletrabajando actualmente sufren este tipo de molestias por trabajar de un modo sedentario.

Pequeños cambios que marcan la diferencia

Además, estar sentado durante tantas horas tiene relación con una serie de problemas que pueden ir apareciendo, cómo el dolor de espalda crónico.

La buena noticia es que los efectos negativos de trabajar delante de una mesa con el portátil pueden reducirse de forma significativa teniendo en cuenta los principios de la ergonomía.

La ergonomía ayuda a quienes están ahora de teletrabajo a diseñar y ajustar su entorno laboral para que se adapte principalmente  as sus capacidades física, disminuyendo en gran medida el estilo de vida sedentario.

Con una serie de pequeños cambios, simples pero efectivos, puedes implementarlos poco a poco en la oficina de casa, ahora que estás teletrabajando.

Las ventajas de comprar un escritorio para trabajar de pie

Los escritorios para trabajar de pie son una de las soluciones más buscadas para solucionar los problemas relacionados con el sedentarismo en el trabajo.

Este tipo de escritorios se pueden utilizar como una mesa normal para trabajar, pero también se puede hacer una serie de ajustes para convertirlos en un escritorio para trabajar de pie.

Un escritorio para trabajar de pie puede solucionar la necesidad de levantarse cada cierto tiempo, después de unas horas sentado trabajando, para poder estirarse un poco después de estar en una posición fija durante un par de horas.

Sin embargo, y es algo a tener en cuenta, no es recomendable estar las 8 horas trabajando de pie, ya que podrían aparecer otro tipo de molestias, concretamente en las rodillas o en los tobillos.

Una silla cómoda y ergonómica

¿Cuál dirías que es el  mueble de tu oficina más importante?

La silla, sin lugar a dudas. Pero ojo, no estamos hablando de cualquier tipo de silla. Necesitas una que sea lo suficientemente confortable para pasar casi medio día sentado.


Un espacio de trabajo cómodo comieza por la silla

Una silla ergonómica apoya la columna vertebral y favorece la posición y el peso al estar sentado, maximizando la comodidad. Con una silla adecuada, tus pies deberían de tocar el suelo y los codos descansar encima de la mesa para teletrabajar.


Corrigiendo la postura al sentarse

Todos los cuerpos no son iguales. Es por eso que existe una gran posibilidad de que la silla más cómoda del  mercado y con la mejor ergonomía no se ajuste perfectamente a tu cuerpo. Por eso es importante que prestes mucha atención a la postura que tienes al sentarte, especialmente si lo haces durante varias horas al día.

Tienes que asegurarte de que tus brazos descansan libres sobre el escritorio, también sin olvidarnos de la postura de la cabeza y el cuello, ya que se suele tender a girar la cabeza hacia adelante y hacia abajo para poder mirar el monitor.

Si esto es así, es recomendable que levantes y ajustes el monitor, o si estas utilizando un portátil, puedes optar por solucionarlo comprando un soporte para que se ajuste a la posición adecuada y a la altura de los ojos.

Luz natural, aire fresco y un toque de color

¿Tu rincón para teletrabajar está falto de luz natural?

¿Tienes el flujo de aire suficiente?

Asegúrate de que las cortinas y las persianas dejan pasar la luz del sol. No dudes en comprar algunas plantas para darle un toque verde a la oficina, además contribuirán a mejorar el aire del salón donde estas teletrabajando. Es un gesto sencillo que ayuda a sentirse más motivado.

Derecho a desconectar

Tómate el tiempo necesario para organizarte y pensar de qué manera puedes llegar a ser más productivo, evita las distracciones y todo lo que te pueda llegar a molestar.

Para el tema de la concentración, nada mejor que unos auriculares con cancelación de ruido para tener tus momentos de tranquilidad.

No te olvides de los descansos, salir a dar una vuelta, aprovechar para sacar a pasear a los perros o tomarte un café, son pequeños gestos que pueden ayudarte a desconectar.

Piensa siempre en tu bienestar, tanto físico como mental, el teletrabajo desgasta, las reuniones virtuales también, por eso, intenta caminar, dormir los suficiente para estar con las pilas bien cargadas.

3.4/5 - (8 votos)