Cubreradiadores

¿Te gustaría dar un toque renovado a tus radiadores? Una solución práctica y efectiva es intentar disimularlos con un cubreradiadores. Gracias a este mueble conseguirás un ambiente más cálido y confortable.

cubreradiadores

Los cubreradiadores más vendidos

Para ayudarte a encontrar el modelo que mejor se adapta a la decoración y la distribución de casa o de la oficina, te presentamos una estupenda selección con los mejores cubreradiadores de 2022.

Entre los diferentes modelos existentes en el mercado, hemos querido destacar aquellos que llevan una pequeña repisa en la parte superior. De esta forma se puede aprovechar el espacio y decorar con algunos adornos para cubreradiadores.

Los mejores modelos de cubreradiadores

Sabemos que puede resultar difícil decidirse por un modelo en concreto o que color elegir, ya que existen infinidad de cubiertas para radiadores. Pero no te preocupes, hemos seleccionado los cubreradiadores más destacables tomando como referencia los diferentes estilos, diseños, calidad y precio.

Sin embargo, si necesitas un poco de inspiración, si prefieres un material acogedor como puede ser la madera, o acabados más modernos y originales, estamos seguros de que vas a encontrar un modelo que encaja con lo que estás buscando.

Una de las grandes ventajas cuando decoras tu misma, la casa o la oficina, es poder combinar y mezclar estilos hasta crear el tuyo propio.

Cubre radiadores modernos

¿Qué mejor opción para tapar la calefacción que un mueble horizontal de color negro?

cubre radiadores modernos

Los cubre radiadores modernos son elementos decorativos que ofrecen una estética especial en los que abundan las formas geométricas, alejándose de colores neutros como el blanco o el gris.


Cubreradiadores baratos

En el mercado puedes encontrar modelos realmente económicos. Puedes experimentar dándoles tu toque personal y pintarlos del color que más te guste.

cubreradiadores baratos

Al fin y al cabo, se trata de un mueble cubreradiador barato, que pueden “hacer el apaño” hasta que te decidas por un modelo de mejor calidad o tengas que cambiar los radiadores.


Cubreradiadores de diseño

Si lo que buscas es un estilo vanguardista, no hay nada mejor que los diseños refinados para agregar un toque elegante a cada radiador.

cubreradiadores de diseño

Puedes elegir el color que mejor se adapte a la decoración de tu casa, particularmente te recomiendo un acabado en mate para que destaque mucho más.


Cubre radiadores tradicionales

Con una estética clásica y elegante, con formas que nos recuerdan a las calefacciones de hierro forjado de la casa de nuestros abuelos. Sin duda, realzan la decoración de una vivienda con matices rústicos y vintage.

cubreradiadores clasicos

Dale a tu habitación un aspecto cálido con una clásica cubierta de radiador fabricada en madera de roble.


Cubre radiadores originales

¿Te has fijado alguna vez que el diseño de una oficina puede cambiar completamente haciendo pequeños cambios en el mobiliario?

Con un diseño de bordes pronunciados y haciendo alarde de una simetría claramente intencionada, esta original propuesta convertirá tu monótono radiador en algo muy especial.

cubreradiadores originales

Huyendo del estilo clásico y minimalista, una elegante cubierta laminada con diferentes diseños y motivos artísticos realmente llamativos, transformarán por completo cada uno de los rincones de la calefacción.


Cubreradiadores blancos

La madera lacada de color blanco ofrece unas líneas de diseño limpias para fomentar que las oficinas parezcan mucho más grandes y luminosas.

cubreradiadores blancos

Si estás buscando un toque sofisticado y minimalista, sin duda, esta es una opción que no defrauda.


Fundas de tela

Las fundas de radiador de tela son elementos muy prácticos que se pueden poner en la parte superior del radiador o cubrirlo por completo.

cubreradiadores de tela

Se trata de una solución rápida y sencilla, que permite recubrirlo completamente con un tejido normalmente elástico para que se ajuste perfectamente sea cual sea el tamaño del radiador.


Cubrerariadores a medida

Si no encuentras un diseño que te guste y si tu presupuesto te lo permite, es el momento de renovar las cubiertas de radiador baratas por unas diseñadas especialmente para ti.

Los mejores cubreradiadores a medida son los que están fabricados a mano, con el tamaño exacto para ofrecer un resultado de revista.

Cubrerariadores a medida

Otra opción muy interesante es, que se puede pintar un radiador con pintura de pared y personalizarlo a tu gusto jugando con los colores, las texturas y los diferentes acabados.

¿Qué cubierta de radiador es la mejor?

En el mercado se pueden encontrar cientos de modelos de cubreradiadores diferentes, aparte de elegir un diseño que combine con la decoración de tu hogar, hay que tener en cuenta el tipo de material con el que está construido, los más utilizados son:

Tapa radiadores de madera

La madera es uno de los materiales más versátiles, resistentes y que nunca pasa de moda. Su principal ventaja es que se adapta fácilmente a cualquier tipo de interior.

Las cubiertas para radiadores de color nogal o de roble consiguen unos resultados estéticamente interesantes.

cubrerariadores de madera

Cubiertas de radiador MDF

Estos modelos de cubreradiadores son muy estéticos, encajan a la perfección en salones grandes y oficinas amplias.

Con un rendimiento térmico más que aceptable, las cubiertas de radiador construidas en MDF son una opción más económica, pero menos resistente que la madera tradicional.

Cubiertas de radiador MDF

Tapa radiadores de PVC

El PVC es uno de los materiales más económicos. Muchos fabricantes diseñan cubreradiadores a medida con este tipo de plástico, ya que es ligero y flexible.

Cubrerariadores de pvc

Cubre radiadores de metal

Los metales más utilizados son el acero y el aluminio, son muy duraderos y mantienen muy bien el calor.

Un punto negativo a mencionar, es que hay que tener cuidado de no acercarse demasiado si no quieres acabar quemándote los dedos.

Cubrerariadores de metal

¿Por qué comprar un protector de radiador?

Poner un mueble delante del radiador no solo es una cuestión de estética, veamos a continuación las principales razones.

  • Protegen frente a posibles quemaduras y accidentes domésticos.
  • Mejoran la decoración del hogar o la oficina
  • Sirven como mueble auxiliar tipo librería, repisa o cajonera.
Cubreradiadores

Una medida de protección

Un cubreradiador es una protección intermedia entre la calefacción y el resto de la habitación.

Previene el desgaste del propio radiador evitando posibles daños, y además evita los accidentes involuntarios por contacto directo.

Puede que lo pasemos por alto, pero un radiador es un dispositivo eléctrico potencialmente peligroso a altas temperaturas.

Para ocultarlo completamente

Muchas veces ni nos damos cuenta de que los radiadores están un poco anticuados, desgastados o demasiado sucios por el paso del tiempo.

Ahora puedes disimular estos pequeños imperfectos, sin tener que hacer obra, pintar un radiador oxidado o instalar un sistema de calefacción completo.

Para ahorrar espacio y decorar un radiador

Aprovechando el considerable espacio que ocupa cada emisor térmico en el salón, podemos taparlo y utilizar el mueble que lo cubre a modo de repisa o un pequeño estante.


¿Cómo elegir la cubierta del radiador?

En la mayoría de las casas la calefacción se utiliza mediante radiadores, salvo en algunos casos con suelos radiantes o chimeneas.

Los radiadores, que ya tienen unos cuantos años a sus espaldas, pueden quedar algo descuidados debido al desgaste y anticuados.

Ante esta situación, una muy buena solución es ocultar el radiador con una cubierta, quedará renovado estéticamente pero sin perder funcionalidad.

A continuación hemos recopilado unas recomendaciones básicas a tener en cuenta antes de comprar un cubreradiador online.

como elegir la cubierta del radiador

El tamaño

Este es probablemente el requisito más importante de todos. Al fin y al cabo, ¿qué sentido tiene comprar la mejor cubierta de radiador del mercado si al final no es lo bastante grande para los radiadores de casa, verdad?

Pero en el caso de que la cubierta sea excesivamente grande, no tendría sentido malgastar espacio con un mueble que además, al ser más grande que el radiador, no se ajustaría perfectamente a las medidas, tanto de alto, ancho y sobre todo del fondo.

El diseño

Aunque se trata de una cuestión de gustos, el estilo debería estar acorde con el resto del mobiliario de la oficina. Pero no nos olvidemos que el objetivo principal de una cubierta para la calefacción es hacerlo de la manera más discreta posible. Un estilo minimalista siempre funciona muy bien en estos casos.

Por ejemplo, para tapar los radiadores de casa, con un diseño rústico y tradicional, te aseguras que todo se integra perfectamente en la habitación.

Su durabilidad

La manera en que se diseñan y se fabrican las cubiertas para los radiadores, al igual que el material que se utiliza, es un factor determinante para que puedan durar y se conserven como el primer día durante mucho más tiempo.

Te recomendamos comprar cubreradiadores de calidad, ya que suelen toleran mejor el desgaste y el uso diario al tener encendida la calefacción en invierno.

Flujo de aire y ventilación

Existen cientos de modelos con una amplia gama de opciones para disipar mejor el calor, la clásica rejilla, de láminas verticales, horizontales o el innovador sistema de varillas frontal.

¿Cubreradiadores si o no?

Encuentra el equilibrio entre los beneficios y los inconvenientes que pueden surgir al instalar una cubierta para el radiador.

Ventajas

  • Son una estupenda alternativa para disimular algunos radiadores viejos o deteriorados.
  • Los fabricados en madera ofrecen una cálida apariencia.
  • Permiten renovar tu casa con muy poca inversión.

Recuperan el espacio perdido

Los radiadores son estupendos en los fríos días de invierno, pero también ocupan un espacio considerable, según el modelo. En casas pequeñas, esto puede suponer un problema.

Una cubierta de radiador puede ayudarte a recuperar el espacio de la parte superior como un pequeño estante en el que puedes poner tus objetos decorativos.

Ayudan a reducir el ruido

Aunque los radiadores modernos suelen ser bastante silenciosos, aún se siguen utilizando viejos radiadores algo ruidosos. Las cubiertas pueden ayudar a reducir el sonido que emite un radiador viejo.

Desventajas

En algunos modelos baratos, la eficiencia energética puede reducirse si no se instalan correctamente.

Como hemos comentado anteriormente, la limpieza es importante para que no se acumule el polvo. Limpiar las cubiertas por dentro en según qué modelos pude ser algo laboriosa.

¿Cuál es el precio de una cubierta de radiador?

Las cubiertas para el radiador vienen en una extensa variedad de diseños y diferentes rangos de precios.

El precio de las cubiertas para el radiador varía bastante dependiendo de su calidad y del material con el que se fabrican. Pero en general, podemos considerarlas un accesorio decorativo bastante asequible a todos los bolsillos.

Dada la gran cantidad de opciones disponibles en el mercado, resulta complicado fijar un precio medio. Aunque los modelos más sencillos rondan a partir de los 60 €, un precio que se eleva considerablemente en los modelos hechos a medida.

Pero hay que matizar algo importante: los cubreradiadores más caros no siempre son los mejores. Existen modelos económicos que ofrecen un estupendo rendimiento.

Cubreradiadores: opiniones de otros compradores

Hicimos un estudio previo para conocer la opinión de los clientes que han comprado su cubre radiador en diferentes tiendas, online como tiendas especializadas.

Esperamos que estos testimonios puedan ayudarte en tu elección.

Todo depende del material con el que están fabricados. Normalmente, casi todas las marcas de cubreradiadores con rejilla tienen en cuenta el flujo de aire que se genera entre el mueble y el radiador, manteniendo el calor y garantizando una buena ventilación.

Muchos radiadores actuales suelen venir con un tamaño estándar, aunque esto no siempre es así. Por lo tanto, lo primero que hay que hacer para actualizar un cubreradiador es coger la cinta métrica y tomar las medidas necesarias, ancho, alto y profundidad.

No nos tenemos que olvidar de dejar el espacio suficiente para las válvulas, el detentor y el purgador. La altura se mide desde el suelo hasta la parte superior del radiador.

Cuándo tengas todas las medidas apuntadas, añade unos dos centímetros y medio a cada lado y un espacio de otros tres centímetros en la parte superior.

Este pequeño margen garantiza que el flujo de aire es el adecuado mientras el radiador está en encendido.

Puedes echar un vistazo a las instrucciones que sugieren en este video para que te sirvan a modo de guía.

Puede parecer algo obvio, pero todo lo que tienes que hacer es quitar el polvo de vez en cuando para evitar que se acumule, algo que puede resultar contraproducente teniendo en cuenta que el calor en contacto con el polvo puede viciar el aire de la habitación rápidamente.

Después de tener montada la cubierta para el radiador, puedes utilizar la repisa de la parte superior para poner algunos adornos.

Es el lugar idóneo para una pequeña escultura o una fila de libros para crear un acabado limpio y discreto.

Si tienes el emisor térmico bajo una ventana, puedes optar por personalizarlo con jarrón con flores artificiales, marcos de fotos, o incluso un espejo decorativo.

Una losa de mármol encima de la cubierta del radiador del baño puede convertirse en el lugar ideal para unas velas perfumadas.

Para una mayor seguridad, puedes añadir una tabla de madera maciza encima y así tener más separación entre el radiador y lo que vayas a poner encima.

4.5/5 - (165 votos)

Otros modelos