Ergonomía en el trabajo de oficina

ergonomía en el trabajo

Sentarse a trabajar en un taburete, en la silla de la cocina o en una mesa de comedor con el cojín debajo, no es nada recomendable desde el punto de vista de la ergonomía en el trabajo.

Para una mayor comodidad lo ideal es trabajar con una silla y una mesa de oficina reclinable, lo suficientemente cómodas para garantizar una postura correcta para trabajar.

Pero… ¿Qué tipo de cuidados debemos tener al trabajar sentados? Comencemos por lo principal.

Contenido

¿Qué es la ergonomía?

La ergonomía es la ciencia que estudia cómo se integra el ser humano con la tecnología, las máquinas, el entorno y el conjunto de herramientas adaptadas adecuadamente según las necesidades laborales.

Desde un punto de vista funcional y sensorial, los beneficios de la ergonomía en el trabajo y los objetivos que busca, es mejorar el rendimiento, proteger el bienestar, la salud y la seguridad de los trabajadores.

Para lograr estos objetivos, se investigan minuciosamente diferentes áreas, desde el factor humano y los riesgos asociados a la manipulación de cargas y movimientos repetitivos.

¿Cuáles son las mejoras ergonómicas?

La primera y la más importante, contar con equipamiento y muebles de oficina de calidad que cumplan a rajatabla los estándares ergonómicos.

El equipo y los dispositivos deben ser fáciles de manejar y poder utilizarse con facilidad. El espacio disponible debe permitir suficiente libertad de movimiento durante el trabajo.

mejoras ergonómicas
mejoras ergonómicas

Aunque utilizar un ordenador y una pantalla no suelen incluir levantar o trabajar con cargas pesadas, este tipo de actividad laboral puede ocasionar fatiga física, estando relacionada directamente con los movimientos repetitivos al trabajar sentados.

Veamos que se puede mejorar y que hay que tener en cuenta para estar más cómodos en el trabajo, por supuesto esto se aplica también a la ergonomía en el trabajo remoto.

La silla de oficina: ergonomía en el trabajo administrativo

Para mejorar la ergonomía en las oficinas las sillas con lo primero que hay que pensar en cambiar si vas a trabajar sentado durante largos periodos de tiempo.

Una buena silla de oficina tiene que tener un respaldo cómodo, totalmente ajustable,  una profundidad que no ejerza presión sobre las rodillas, un asiento ajustable, soporte para el cuello y soporte lumbar.

Aquí tienes una guía completa por si te interesa conocer cuáles son las mejores sillas para trabajar en casa.

Escritorios y mesas de oficina

Otro de los ejemplos de ergonomía en el trabajo en casa es tener el escritorio ordenado, para tener todo al alcance de la mano y distribuido de manera eficiente, esto es esencial para trabajar cómodamente.

Si estás pensando en comprar un escritorio para la oficina, te invito a que leas el siguiente artículo en el que se habla en profundidad sobre las mesas para trabajar desde casa.

Ergonomía visual en el trabajo: El monitor adecuado

El monitor es otro punto clave en la oficina para adaptarla ergonómicamente.

que es ergonomia en el trabajo

Sin embargo, no todas las pantallas son adecuadas para trabajar de forma prolongada. La excesiva iluminación puede llegar a causar estrés visual.

En estos casos lo ideal es contar con iluminación natural que pueda ser regulada con estores enrollables o persianas venecianas.

Hay que tener en cuenta la posición del monitor respecto a las distintas fuentes de luz para evitar reflejos y deslumbramientos que puedan llegar a fatigar la vista.

Cómo evitar la fatiga visual

Un monitor que parpadea constantemente o una imagen no muy estable, son problemas que provocan rápidamente una fatiga visual, especialmente si el contraste es demasiado bajo o demasiado alto.

Para conseguir un campo de visión óptimo y así cumplir con los requisitos ergonómicos es recomendable utilizar un monitor que permita ajustarlo completamente en altura.

De esta forma es posible adaptar completamente y de forma fácil la pantalla o el portátil según tu altura, en el caso de que esto no sea posible, existen soportes adicionales para satisfacer esta necesidad ergonómica.

Con un tamaño de pantalla adecuado y dependiendo del espacio de tu puesto laboral, la funcionalidad que permite rotar la pantalla 90º puede resultar realmente práctica para una buena ergonomía visual en el trabajo.

Cómo instalar el monitor de la manera más adecuada

La línea visual de los ojos debería apuntar al centro de la pantalla y ligeramente inclinada hacia abajo.

No es recomendable colocar el monitor de forma lateral, ya que en este caso, la cabeza y el cuello se verían obligados a estar en tensión llegando a provocar rigidez y entumecimiento en los hombros y el cuello.

La distancia recomendada suele ser de unos 50/80 cm, esto varía según el tamaño de pantalla que se esté utilizando. De esta forma se evitan posturas poco saludables que pueden desencadenar la fatiga a corto plazo.

Si estás trabajando con varias pantallas:

La pantalla principal debe de ser la que esté enfrente.

  • Si se utilizan dos pantallas de la misma forma, ambas deben de colocarse de manera simétrica.
  • En el caso de tener tres monitores, es buena idea colocarlas en arco.
  • Contando con cuatro o más pantallas, una silla de ruedas te va a permitir moverte fácilmente de una a la otra.

El teclado ergonómico

Para limitar en la medida de lo posible la tensión acumulada en las muñecas, el teclado puede llegar a inclinarse un poco, pero nunca levantarlo excesivamente.

Desde un punto de vista ergonómico, el teclado debe permitir adoptar una posición cómoda para manos y brazos.

Como recomendación es preferible que sea totalmente opaco para evitar algún reflejo que pueda llegar a molestar, aunque existen teclados con luces led, que si bien estéticamente son bastante llamativos, es preferible contar con un grado de concentración alto y evitar distracciones innecesarias.

El ratón ergonómico

El tamaño y la forma del ratón deben de adaptarse a la perfección a la forma de la mano y preferiblemente poder moverlos en cualquier superficie. Como recomendación, una alfombrilla para el ratón siempre garantiza un manejo más cómodo, fiable y preciso.

que es ergonomia en el trabajo

El ratón debe estar al lado del teclado, instalarlos correctamente, con una altura adecuada puede ayudar a reducir y prevenir dolencias a largo plazo, como el clásico síndrome de túnel carpiano.

Una opción muy interesante son los ratones verticales, que permiten descansar el antebrazo en una posición sin esfuerzos.

Atril para libros

Existen todo tipo soportes para poder leer cómodamente sin esfuerzo y así poder aliviar las vértebras cervicales evitando tener que inclinar el cuello hacia abajo.

Software

Los programas y aplicaciones que utilices deberían de poder ofrecer una experiencia de usuario agradable, con una interfaz clara y lo  más intuitiva posible.

En este punto, es muy buena idea hacer un buen uso de los atajos de teclado para no estar constantemente teniendo que utilizar a la vez el ratón siempre que no sea necesario.

Cuando se trata de navegar por internet, es recomendable el uso inteligente de las pestañas en vez de estar abriendo nuevas ventanas.

Equipo para videollamadas

Unos buenos auriculares para teletrabajar, con manos libres, son la solución ergonómica para no estar retorciendo el cuello, por ejemplo, cuando estás tomando tus notas a la vez en el ordenador.

Ergonomía laboral con el portátil

Para un ordenador portátil existen soportes especialmente diseñados y adaptados, para poder elevarlo e inclinarlo hasta conseguir la postura correcta y colocar la pantalla al nivel de los ojos.

Esto es realmente útil cuando se trabaja desde casa.

ergonomia definiciones

¿Cuáles son las ventajas de la ergonomía en el trabajo?

Trabajar en un ambiente ergonómicamente adecuado, que cuide esos aspectos que pasamos desapercibidos, sobre todo una mala postura, tiene sus ventajas, las cuales son realmente evidentes.

Un lugar de trabajo saludable y confortable aumenta el nivel de bienestar y se traduce en una mayor productividad y eficiencia.

Toda actividad laboral se puede mejorar, por eso es de vital importancia no escatimar cuando hablamos de ergonomía en el trabajo, esto debe ser parte fundamental y considerarlo una inversión en salud a corto y largo plazo:

Menos enfermedades y menos accidentes laborales

Desde una oficina, o incluso en una cadena de montaje, cualquier daño físico afecta al trabajador, dependiendo del daño causado, se verá obligado como mínimo, a tener que ausentarse de su lugar de trabajo.

Con unos principios ergonómicos adecuados es posible reducir el riesgo de accidentes y optimizar al máximo las soluciones de seguridad en el trabajo.

Mayor productividad

Un entorno laboral más seguro garantiza el bienestar de los trabajadores. Contando con mucha más motivación para lograr una plena concentración.

El rendimiento y la productividad con factores clave para un entorno de trabajo de calidad.

La importancia de la ergonomía laboral

Tener un espacio de trabajo ergonómico en la oficina, o en el despacho de casa (si actualmente  estás teletrabajando) es fundamental para todas las actividades que realizas en el día a día, normalmente con posturas algo particulares y movimientos repetitivos, sobre todo en los brazos.

La constante repetición de una determinada acción manual produce, lo queramos o no, tensiones que pueden llegar a provocar un desgaste de los músculos y tendones de las articulaciones.

Por lo tanto, es importante adecuar un entorno de trabajo en su totalidad para los empleados, hablamos de las herramientas, equipos utilizados y sobre todo un nivel de organización óptimo para el desarrollo de la actividad laboral.

Objetivos de la ergonomía en el lugar de trabajo

Principalmente, implementando la ergonomía en el trabajo se busca evitar y reducir posibles lesiones, mejorar la calidad de vida y proteger la salud física y mental de los empleados.

Dolor de espalda, dolor de cuello, piernas entumecidas… Estas son solo algunas de las señales que envía tu cuerpo cuando te sientas demasiado tiempo frente al ordenador.

Por lo tanto, implementar la ergonomía en el trabajo permite:

  • Trabajar cómodamente
  • Aumentar la productividad
  • Mejorar la motivación
  • Garantizar una mejor calidad de vida
  • Reducir riesgos laborales y en consecuencia el absentismo
  • Disminuir el cansancio físico

¿Cómo mejorar la ergonomía en la oficina?

Todo comienza con un análisis ergonómico del espacio de trabajo.

Desde la distribución, la colocación de cada mueble, el equipo y las herramientas de trabajo. Por pequeño que parezca el cambio, todo suma para mejorar la comodidad. En este punto no hay que pasar por alto añadir al estudio previo las condiciones ambientales de luz y ruido.

Las condiciones de salud y bienestar en el entorno de la oficina, como la calidad del aire, el microclima, el ruido y la iluminación, son fundamentales en la ergonomía ambiental.

De hecho, la ubicación de las ventanas es un factor clave para el bienestar, lo ideal sería contar con una sola ventana para así evitar posibles reflejos en la pantalla cuando estamos trabajando en el ordenador.

Estos son algunos aspectos clave que deben tenerse en cuenta de cómo hacer un estudio ergonómico en el puesto de trabajo:

La iluminación adecuada

Si la luz de la oficina es completamente artificial, directa e intensa, el monitor no debería estar directamente debajo de ella. Por el contrario, si la iluminación incide indirectamente, la pantalla debería de colocarse verticalmente sobre el escritorio.

Una iluminación adecuada en el despacho es algo que no puede faltar. Cuándo decidas instalar una lámpara de escritorio, está debería ser ajustable con un brazo y un cabezal que permitan dirigir la luz hacia el teclado y los papeles que tengas sobre la mesa.

Ruido ambiental

En la medida de lo posible hay que evitar ordenadores antiguos, sobre todo si son de sobremesa, por el excesivo ruido que hacen los ventiladores internos.

En cuanto a la contaminación acústica, una buena idea es hacerse con unos auriculares con cancelación de ruido, sobre todo si se tienen reuniones virtuales con frecuencia.

Temperatura y humedad en el trabajo

Lo mismo sucede con la temperatura, los ordenadores actuales suelen generar menos calor, o en su defecto, disiparlo de una manera más eficiente que los equipos informáticos antiguos.

En este punto cabe destacar el uso de plantas para oficina que ayuden a retener los niveles de humedad del aire para una buena ergonomía en el trabajo.

El famoso “microclima” de las oficinas también es algo a considerar y debe de garantizar el confort del día a día. Una buena idea es hacer una revisión del sistema de aire acondicionado y de la ventilación para asegurar que la temperatura son las correctas para evitar futuros problemas respiratorios.

Por qué es tan importante diseñar una oficina ergonómica

En primer lugar, porque está en juego la salud de las personas.

Una oficina ergonómica es una oficina diseñada para garantizar la seguridad, el confort, la correcta usabilidad de los espacios y de las herramientas que necesitan los trabajadores.

La postura correcta para sentarse y trabajar con el ordenador

Si eres de las personas que lleva años sentándose en una mala postura delante del ordenador, al tratar de acostumbrarte a una postura correcta, es normal que cueste al principio y notes algo de incomodidad, es cuestión de acostumbrarse.

Levantarse con regularidad tiene beneficios inmediatos. Cambia de posición de vez en cuando, estar sentado todo el día delante de una pantalla no es nada bueno para la espalda ni para las articulaciones.

También puedes hacer pequeños ejercicios de estiramiento especialmente pensados para la oficina o incluso algo de deporte en tus ratos libres.

Trabajar de pie es una buena práctica para incluir en la ergonomía en el trabajo y puede llegar a estimular la circulación.

Utilizar el ordenador durante bastante tiempo puede hacer que acabes sintiendo cierta incomodidad, rigidez en el cuello, dolor de espalada y dolor de cabeza.

Sentarse durante horas, la espalda es la primera parte del cuerpo que se ve afectada. Esto se debe a que, más a menudo de lo que pueda parecer, no se suele tener una postura correcta mientras se está sentado.

La postura puede afectar primeramente a la concentración, pero sobre todo al bienestar general, para sentarse correctamente es necesario tener en cuenta:

No apretar excesivamente el coxis, este es el último hueso de la columna y no es buena idea sobrecargarlo con el peso del cuerpo.

La columna y su curvatura es fundamental controlarla al sentarnos delante del escritorio. Para ello, hay que mantener la espalda totalmente recta mientras que el cuello y los hombros se relajan.

Los pies deberían de estar apoyados completamente en el suelo, con las caderas y las rodillas bien alineadas.

Mejorar la ergonomía en la empresa

Por regla general, cuando se habla de seguridad y de ergonomía en el puesto de trabajo, nos vienen a la cabeza riesgos del tipo:

Manipular algún tipo de sustancia nociva, materiales peligrosos, instalaciones eléctricas que no cumplen con los estándares mínimos de seguridad, cargas suspendidas en el aire sin supervisión o grandes máquinas en movimiento.

Por supuesto que estas y muchos otros factores pueden llegar a convertirse en riesgos serios para la salud de los trabajadores si no se gestionan de manera eficiente según estipula la ley.

Pero existen otros factores a tener en cuenta por parte de las empresas que son parte fundamental para proteger la integridad de las personas.

La ergonomía juega un papel importante, esta debe poder adaptarse a la estructura física del trabajador y a su edad.

La salud debe de estar por encima de todo, los principios de la ergonomía en el trabajo son pequeños cambios que ofrecen grandes resultados a largo plazo.

Un simple movimiento repetido miles de veces al día puede llegar a causar serios problemas físicos, en cambio, ayudándose de la ergonomía en el trabajo y configurando el entorno de manera adecuada, tener todo al alcance de la mano evita las malas posturas y tensiones musculares innecesarias.

En definitiva, es necesario garantizar que cada empleado pueda realizar sus actividades laborales con la máxima comodidad y sin riesgo alguno.

Las ventajas de la ergonomía en la empresa podrían ser:

  • Menor número de bajas laborales
  • Reducir al máximo los accidentes y lesiones
  • Mejorar considerablemente la motivación de la plantilla
  • Y en general, mayor productividad

Factores de riesgo ergonómico

Cómo trabajar de forma segura en la oficina

Con un trabajo sedentario, las acciones repetitivas durante 8 horas al día delante de una pantalla suelen tener consecuencias si no se toman medidas preventivas.

Organizar el puesto de trabajo según las leyes de la ergonomía ayuda a reducir posibles riesgos innecesarios y garantiza la seguridad y el bienestar cuando se está trabajando.

Los malos hábitos, como una mala posición frente al ordenador, pueden dar lugar a lo que comúnmente se llama síndrome de la oficina, con las siguientes consecuencias:

  • Molestias en los ojos
  • Dolor de cabeza y migrañas
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Dolores de espalda
  • Problemas de peso

Riesgos generales

La ergonomía en el trabajo tiene como objetivo evitar accidentes y posibles lesiones que suelen ocurrir en el momento menos oportuno mientras se realizan las actividades normales, pero que por el uso incorrecto pueden traer pequeños percances.

Para poner freno a este tipo de accidentes, se puede evitar no almacenando objetos cortantes sin ningún tipo de protección o evitar levantar objetos demasiado pesados y voluminosos de forma incorrecta.

Muchos de los accidentes que se podrían evitar haciendo buen uso de la ergonomía en el trabajo podrían ser:

  • Impactos contra puertas de los armarios o los cajones de los escritorios que suelen quedar abiertos después de utilizarlos.
  • Caídas por el uso inadecuado de sillas de oficina de baja calidad o con las ruedas totalmente desgastadas por el uso.
  • Vuelco de estanterías que no han sido fijadas correctamente a las paredes.
  • Caídas inoportunas de material de oficina desde un escritorio completamente desordenado.

Los tipos de ergonomía en el trabajo

Cada una de estas ergonomías se encarga de estudiar desde un punto de vista diferente la relación entre el ser humano y los elementos del sistema en el que participa: trabajo, escuela, hogar, entre otros.

Esto quiere decir que los diseños ergonómicos tienen como objetivo evitar los daños que se pudieran generar en las personas por la interacción con los equipos y otros componentes del entorno.

En cualquier caso, la ergonomía busca desarrollar espacios funcionales, cómodos y seguros.

Ergonomía física

Se trata del estudio de la anatomía humana y las características antropométricas, fisiológicas y biomecánicas en relación con el desarrollo de la actividad física.

Este tipo de ergonomía para el trabajo es la encargada de diseñar productos para tratar o prevenir afecciones físicas, como el síndrome del túnel carpiano, desviaciones en la columna, entre otras.

Por ejemplo, puede hacer que las sillas, los escritorios y los teclados de ordenador sean más cómodos, ergonómicamente hablando.

Cabe señalar que la creación del producto no es la única tarea de la ergonomía física. También estudia elementos relacionados con la correcta posición del cuerpo humano durante la realización de una actividad.

Estos son algunos ejemplos de ergonomía física:

Siempre que vayamos a realizar actividades sentadas en la silla de la oficina, es necesario mantener la curvatura de la espalda de forma natural.

Para trabajar de pie, se recomienda poner un pie delante del otro, ya que esto ayuda a tener la posición correcta de la columna.

Al sentarse, se recomienda utilizar siempre un soporte lumbar. De lo contrario, la espalda tiende a curvarse en forma de C, lo que puede provocar problemas en el futuro.

En todo momento, el cuello debe mantenerse alineado con la columna.

Al escribir con el teclado del ordenador, las muñecas deben mantenerse al mismo nivel que el antebrazo.

Si has estado sentado durante muchas horas, se recomienda que ajustes el asiento de vez en cuando cambiando la posición. De esta forma el cuerpo no se cansa de estar siempre en la misma posición.

Ergonomía de necesidades específicas

Este es un subtipo de ergonomía física que se encarga de crear alternativas para las personas que tienen un tipo de necesidad específica.

Asimismo, la creación de espacios adecuados para personas con ciertos problemas físicos o cognitivos forma parte de esta ergonomía en el trabajo.

Ergonomía cognitiva

Esta disciplina estudia procesos como la percepción, la memoria, el razonamiento, la velocidad de respuesta a los estímulos externos, entre otros.

También estudia la toma de decisiones, el estrés generado por el trabajo, la presión mental, las habilidades mentales, entre otras. Por ejemplo, los diferentes factores estresantes y lo que influye en la capacidad de decisión y el juicio de las personas.

Ergonomía comunicativa

Este tipo de ergonomía laboral se centra en el diseño e implementación de medidas de comunicación entre trabajadores y máquinas mediante paneles visuales, señales de seguridad y todo tipo de elementos gráficos.

Ergonomía medioambiental

La ergonomía ambiental está orientada al estudio de las relaciones humanas con el espacio físico. En este sentido, toman en cuenta condiciones como tiempo, temperatura, presión, nivel de luz y ruido ambiental.

Este tipo de ergonomía es la que determina cuál debería ser la configuración ideal de un entorno de trabajo agradable con el máximo confort.

 Ergonomía correctiva

Este tipo de ergonomía laboral es la que se encarga de evaluar los tipos de espacio en los que se desarrolla el trabajo.

Verifica que existen las medidas necesarias para proteger la integridad física y mental de todos los trabajadores, independientemente del sector de la empresa.

Si existe algún tipo de problema ergonómico, la ergonomía correctiva ofrece sugerencias adecuadas para el rendimiento óptimo.

Ergonomía preventiva

La ergonomía preventiva tiene como objetivo crear conciencia en los trabajadores sobre la seguridad en el lugar de trabajo y la importancia de la salud física y mental.

Asimismo, destaca la importancia de trabajar en espacios cómodos que reduzcan al máximo la fatiga muscular.

Ergonomía organizacional

La ergonomía organizacional se encarga de optimizar al máximo los procesos en los sistemas de una empresa. Con mejoras en los sistemas de comunicación, la promoción del trabajo en equipo, teletrabajo y gestión de calidad.

Ergonomía biomecánica

Aplicada a la ergonomía en el trabajo, la biomecánica estudia los factores que pueden influir en su desempeño, diseñando diferentes actividades adecuadas para las personas en los estudios sin que estas sufran daños o lesiones.

Macro ergonomía en el trabajo

La macro ergonomía se basa en el diseño de programas y software que facilitan el trabajo del usuario. Es partidario de un sistema en el que coexistan factores humanos y tecnológicos para maximizar el funcionamiento de las empresas.

Micro ergonomía

La micro ergonomía tiene como principal objetivo la creación de productos que se caractericen por ser fáciles de usar e integrar en el entorno en el que trabajan las personas.

Además, los diseños desarrollados por micro ergonomía son funcionales, fiables, cómodos y seguros.

Conclusiones

Las formas de gestionar un negocio de manera eficiente han cambiado, se ha demostrado que es posible crear entornos de trabajo ergonómicamente saludables con unos beneficios a corto y largo plazo, tanto para trabajadores como para la empresa.

Un espacio de trabajo ergonómico no es un capricho, es una necesidad real.

4.1/5 - (13 votos)