Escritorio victoriano

El estilo victoriano surgió en Inglaterra a mediados del siglo XIX, es mundialmente conocido por haber estado vigente durante el largo reinado de la reina Victoria. Con una fuerte presencia de adornos, abalorios, curvas, decoraciones y mucho oro, los muebles como El escritorio victoriano representa una época de ascensión, lujo y elegancia. Los colores fuertes, el dorado y los detalles artesanales complementan los salones de este estilo.

Escritorio estilo victoriano

Exuberancia es la palabra para describir un escritorio victoriano, existen muchas razones para que los aficionados a este estilo inviertan en este tipo de mueble. Con cientos de reinterpretaciones disponibles en el mercado, la mesa victoriana es el tipo de mueble que llama la atención al instante y merece todo el protagonismo allí donde se instala.

¿Qué te parece invertir en un escritorio victoriano y cambiar la sencilla mesa de ordenador por un mueble que inspire elegancia? Por este motivo, merece la pena invertir en una réplica o una inspiración de este tipo de escritorio. Esto se debe a que los muebles victorianos originales dejaron de fabricarse en la década de 1920, por lo que es prácticamente imposible encontrarlos actualmente. Sin embargo, muchas marcas ofrecen reinterpretaciones de las mesas victorianas dignas del palacio de la reina Victoria.

La típica mesa victoriana es de madera y tiene patas con curvas sinuosas, lo que la diferenciaba mucho de los muebles cuadrados que se fabricaban por aquel entonces. Al fabricarse en una época en la que no existía la energía eléctrica, la mesa victoriana suele contar con detalles dorados sobre la madera, ya que el efecto metálico, además de transmitir lujo, reflejaba la luz natural a través de un brillo característico.

Además de delicadas curvas, es habitual que las réplicas de una mesa victoriana presenten detalles artesanales y diseños tallados a mano en forma de flores o arabescos. La riqueza en detalles es típica de este estilo, por lo que cuanto más detallista y ostentosa sea, será más fiel a su estilo original.

escritorio victoriano

Despacho victoriano

Un despacho victoriano puede variar bastante en cuanto a diseño y el tipo de decoración, pero por lo general se caracteriza por utilizar muebles sólidos y de calidad, como escritorios de madera maciza y sillas con respaldos altos y detalles decorativos. También pueden instalarse estanterías y archivadores de madera tallada a mano y otros muebles de almacenamiento, como cajoneras y vitrinas de cristal.

La decoración de un despacho victoriano también puede incluir cortinas pesadas de terciopelo, alfombras de lana gruesa y telas tapizadas con estampados y patrones muy elaborados. Los colores que más abundan suelen ser oscuros y llamativos, como el rojo, el morado o el verde oscuro, incluso se pueden usar detalles dorados y plateados para añadir un toque de elegancia. La iluminación perfectamente pueden ser lámparas de mesa o de pie con pantallas de tela y candelabros de cristal.

Al tratarse de un mueble que conlleva un fuerte atractivo histórico y visual, el escritorio victoriano requiere de una planificación en la decoración antes de ser instalada. Combina con estilos de decoración más clásicos, con dosis de refinamiento y muchos adornos. Para poner la mesa victoriana, vale la pena tener en mente la idea del palacio de la Reina y transformar el comedor con algunos elementos de decoración típicos de la época, además de la famosa mesa.

Una araña de cristal, centrada en la parte superior, forma una pareja perfecta con un escritorio victoriano. Además, los espejos con bordes dorados, los papeles pintados floreados y un suelo claro son muy simbólicos de este estilo. Merece la pena conquistar el efecto colgando cuadros clásicos o incluso jugar con los contrastes y mezclar la mesa victoriana con elementos más modernos, como láminas enmarcadas.

En las ventanas de tu comedor, te recomendamos añadir cortinas de seda, que dejan pasar la luz y mantienen el carácter sofisticado del entorno. Incluso la tecnología, en su justa medida, es bienvenida en la decoración de este tipo de escritorio victoriano.