Las mejores sillas para trabajar en casa

Muchas sillas de oficina baratas te hacen sentir como si estuvieras en el asiento de un avión lowcost, pero por suerte, existen sillas para trabajar desde casa que, por su comodidad, te sientes como si estuvieras en primera clase.

He probado muchas sillas que prometían ser cómodas y duraderas, todas ellas de precios bajos, y en el mejor de los casos, antes de romperse o quedar inutilizables, han durado un año o dos como mucho.

Si actualmente teletrabajas, tiene sentido realizar una inversión en tu salud. Después de todo, vas a pasar gran parte del día sentado delante del ordenador.

Pero no se trata solo de estar sentado, las mejores sillas para trabajar en casa ofrecen un apoyo adecuado en la espalda, ayudan a mantener una buena postura y permiten a los brazos estar libres de la tensión acumulada tras largas horas manejando el ratón de tu ordenador.

Para conseguir un equilibrio entre confort y durabilidad, las sillas ergonómicas también permiten mover diferentes partes de su estructura para que se adapten a tu cuerpo.

Para el teletrabajo ¿qué silla me puede venir bien?

Si estás pensando en estrenar silla nueva, ajustada a tu presupuesto, con las características ergonómicas que una buena silla de trabajo puede ofrecerte, te invito a que sigas leyendo, para que, en la medida de lo posible, mejores tu postura cuando estás trabajando.

sillas para trabajar en casa

Es momento de pensar en tu salud, aliviar ese dolor de espalda y empezar la semana trabajando en una silla cómoda que cuide de tus cervicales.

Para ahorrarte tiempo buscando, a continuación tienes una selección de las mejores sillas para el teletrabajo.

Silla de oficina ergonómica para la espalda

Si algo llama la atención de esta silla es su comodidad. Al sentarte notarás de inmediato la robustez y la calidad con la que está fabricada. Tiene muchas opciones interesantes y para trabajar desde casa va perfecta.

El respaldo es de tela de malla, aparte de ofrecer una muy buena transpiración, ideal para los calurosos días de verano, también es lo suficiente resistente para un uso continuado. Está diseñado para ofrecer un soporte anatómicamente correcto a tu espalda.

Gracias al soporte lumbar, notarás la diferencia después de estar sentado durante horas. La parte superior de la silla es ajustable en altura e inclinación, el cabecero es lo bastante ancho y grueso, no solo para proteger el cuello, sino también para aportar un grado extra de comodidad.

Una vez montada proporciona un apoyo firme, la parte inferior es realmente sólida, las ruedas ofrecen la movilidad deseada y evitan que queden marcas en el suelo al deslizarse con suavidad.

Si lo que buscas en una silla para trabajar en casa es que sea cómoda, fuerte y una buena relación calidad precio, esta es una opción a tener en cuenta.

Más características:
Antes de empezar a montarla, es recomendable sacar todas las piezas y seguir la guía.

Una vez montada proporciona un apoyo firme, la parte inferior es realmente sólida, las ruedas ofrecen la movilidad deseada y evitan que queden marcas en el suelo al deslizarse con suavidad.

La mejor silla para teletrabajar, ligera y ergonómica

Estamos ante una silla que impresiona a simple vista, estéticamente agradable, sobre todo en su versión de color blanco, que combinará perfectamente con el rincón o la habitación donde tienes montada la oficina en casa.

Cuenta con un respaldo de malla de alta calidad, duradero y altamente transpirable, lo que la convierte en una opción a valorar si le vas a dar un uso medianamente moderado o intenso.

El asiento es sorprendentemente cómodo, está envuelto en una pieza de tela de malla, lo que le proporciona transpiración y elasticidad, si tienes gatos, también querrán sentarse.

Una de las características que llama más la atención es la opción “silla sin brazos”.  Los reposabrazos completamente abatibles ofrecen un plus de versátilidad a la hora de guardarla bajo el escritorio.

¿Cómo elegir las sillas para trabajar en casa?

Tomar la decisión y acertar al elegir una buena silla de ordenador para trabajar en casa, puede llegar a ser abrumador, principalmente por la variedad de precios y la cantidad de opciones disponibles.

Para saber si has elegido la silla correcta, nada mejor que sentarte, si te sientes cómodo al primer contacto, probablemente cuente con una buena ergonomía. Pero no siempre es posible probar una silla en el momento de comprarla, a no ser que tengas una tienda de muebles de oficina cerca.

Si estás mirando sillas de oficina por internet, en lo primero que tienes que fijarte es en los distintos ajustes con los que cuentan. Un ajuste importante es la altura, para poder sentarte con las piernas paralelas al suelo, para que ni queden colgando por estar demasiado alta o por el contrario, tengas que forzar la postura al estar demasiado baja.

como elegir una buena silla para teletrabajar

También es muy importante que cuente con un respaldo lo suficientemente contorneado para que te ofrezca soporte lumbar, así como la posibilidad de mover el respaldo para ajustarlo a tu espalda. Otro ajuste en el que te puedes fijar es que se pueda reclinar completamente, esto lo agradecerás cuando quieras recostarte tras largas horas teletrabajando.

Si quieres estar realmente cómodo, comprueba el tamaño del asiento, que sea lo suficientemente ancho, especialmente si eres una persona de talla grande, donde además tienes que fijarte bien que la silla soporte tu peso.

Asegúrate de que tenga una tapicería transpirable, que permita que el aire circule y evite que tu cuerpo se sobrecaliente, tampoco te olvides del acolchado del asiento. Vas a pasar muchas horas sentado en tu nueva silla ergonómica para trabajar en casa.

Características que deben tener las sillas para trabajar en casa

No es suficiente elegir una silla para trabajar por su diseño, aunque sin duda ayudará, estéticamente hablando, a que tu pequeña oficina en casa se vea como un auténtico puesto de trabajo. Es necesario tener en cuenta una serie de características esenciales para descartar aquellas que sillas que no van a ofrecerte lo que realmente necesitas.

Hablo de las características que tiene que tener una buena silla para teletrabajar, como puede ser la ergonomía, aparte de lo importante que es trabajar en un ambiente sano, funcional y capaz de asegurarte las condiciones necesarias para el bienestar físico y potenciar tu productividad.

Los aspectos a tener en cuenta son muchos, pero  uno de los más importantes es el tamaño de la silla que vas a comprar para teletrabajar, ya no solo por el espacio del que dispongas, sino para poder trabajar de forma saludable en una postura correcta e intentar mitigar los efectos negativos del trabajo sedentario, especialmente si pasas demasiadas horas frente al ordenador.

El sillón para trabajar en casa mejor con el asiento regulable en altura

Lo siguiente a tener en cuenta antes de tomar la decisión de comprar una silla para tu escritorio, es la capacidad de ajuste del asiento.

Una silla con altura regulable es fundamental para el bienestar de tu espalda, ya que de esta forma es posible ajustarla correctamente a la altura de la mesa en la que estás trabajando.

Las mejores sillas para trabajar en casa

Asiento regulable en profundidad

Este mecanismo permite que el asiento se deslice hacia adelante o hacia atrás, algo fundamenta en las sillas cómodas para trabajar en casa, de esta forma, es posible mejorar el apoyo de las piernas contra el asiento y la espalda contra el respaldo, para reducir la tensión en la zona lumbar.

Inclinación de la silla para trabajar

Otras características a tener en cuenta son las funciones de inclinación y reclinación, ofrecen un mayor nivel de personalización mejorando considerablemente la sensación de confort durante todo el día.

La inclinación sincronizada del respaldo y el asiento es perfecta para recostarse, lo que te puede ofrecer un breve descanso en los momentos con mayor estrés, pudiendo reclinarte hacia adelante o hacia atrás.

Soporte lumbar para la espalda

Si no sueles sentarte correctamente cuando estás trabajando, un soporte lumbar es un apoyo adicional para que tu columna no sufra en exceso y acabes con problemas serios de espalda.

Las mejores sillas de oficina cuentan con soporte para la espalda con ajustes personalizables en distintos puntos para garantizarte una comodidad duradera.

Comodidad de las sillas para teletrabajo

A la hora de comprar una silla de oficina, lo que más nos preocupa a todos es que sea cómoda, me imagino que estar sentado sobre una tabla de madera todo el día no es una sensación agradable.

Cuanta más comodidad, mejor concentración, de eso no cabe duda. Con el paso del tiempo el acolchado de la silla que te decidas comprar puede perder su efectividad, por lo que puede ser aconsejable comprar algún accesorio, como un cojín de gel para aprovechar al máximo los beneficios de una buena silla de escritorio.

Si pones la comodidad por encima de tus necesidades, presta especial atención al acolchado, que debe asegurar este factor para toda la espalda. 

Una silla para trabajar adaptada a tu tamaño

Elegir el tamaño de la silla va a influir en muchos factores. Por una parte, debe ser lo suficientemente amplia para que puedas sentarte sin estar demasiado apretado, ya que esto puede hacer que se hunda la cintura y los muslos, lo que afectará a tu comodidad.

También hay que tener en cuenta, que cuanto más grande sea el asiento, más engorroso será a la hora de moverte, y cualquier peso adicional podría hacer que las ruedas de la silla se fueran clavando en el suelo y acabasen por rayarlo.

¿Qué materiales son los más adecuados para una buena silla ergonómica?

En el mercado existen muchas opciones a la hora de comprar una silla para el teletrabajo, en cuanto al material del tapizado, dependerá de tus preferencias personales y de la inversión que quieras hacer. Así que veamos cuáles son los mejores y cómo puedes ahorrar.

Sin duda, el tipo de material es un factor importante a la hora de decidirse al comprar sillas para trabajar en casa, ya que en menor o mayor media, incide en la comodidad, la resistencia y el desgaste de la silla.

Cuando se trata de materiales en las sillas de oficina, hay que tener en cuenta la temperatura y el entorno donde se va a teletrabajar.

Es preferible elegir una silla de oficina con un tejido transpirable que garantice la dispersión del calor, sobre todo en los meses del año más calurosos.

Estar demasiadas horas sentado frente al ordenador, en casa o en las oficinas de la empresa, puede llegar a ser agotador, el acolchado del asiento de las sillas para trabajar en casa debe de ser lo suficientemente grueso y sobre todo, adaptable al peso del cuerpo.

Sillas de tela o piel sintética

Las sillas de un material de tela o piel sintética, suelen tener más acolchado y están hechas para durar el mayor tiempo posible, por regla general ofrecen un buen soporte y estabilidad.

La tela es  un material que requiere más cuidados en cuanto a limpieza. Si te has decidido por este tipo de silla, comprar una de un color oscuro es una opción a valorar, porque muchas veces no hay forma de quitar la tela para poder lavarla.

Si buscas una silla para trabajar en casa elegante y no quieres escatimar en el precio, los modelos tapizados en piel pueden ser una opción a valorar.

Sin embargo, puedes conseguir el mismo efecto con las sillas para trabajar en casa de piel sintética, que suelen tener un precio mucho menor y estéticamente son muy parecidas a las sillas de piel auténtica.

La piel sintética, al igual que la tela, no son materiales transpirables, pero si tienes un presupuesto bajo, pueden ser una buena alternativa.

Los modelos fabricados en piel auténtica son mucho más caros, en un rango de precios superior al de la media.

¿Son cómodas las sillas de oficina de malla?

La malla es un material que se ajusta a la forma de tu espalda, por lo que proporciona una versátilidad de adaptación a una gran variedad de formas y tipos de cuerpo

La parte trasera de malla, normalmente de alta calidad, te vendrá muy bien si en la zona que vives hace mucho calor, al ser un material transpirable ligero y de gran durabilidad, favorece la comodidad reduciendo los dolores de espalda y mejorando la circulación sanguínea.

¿Es mejor tener una silla con o sin reposabrazos?

Dependiendo de tus necesidades y según dónde hayas decidido instalar la oficina en tu casa, un rincón o una habitación dedicada, te resultara más útil un tipo u otro. Incluso entre las sillas con reposabrazos, se hace obligatorio elegir entre los distintos tipos que hay disponibles.

Sillas para trabajar en casa con reposabrazos

Uno de los componentes más importantes e indispensables de una silla ergonómica, es el reposabrazos. Puede ser completamente de plástico o de metal, generalmente de acero o aluminio. En términos de robustez, las dos soluciones suelen ser prácticamente iguales, pero una estructura metálica, de efecto pulido o cromado es estéticamente más agradable.

Pero que esto no lleve a confusión, los apoyabrazos en las sillas de oficina no son una cuestión de estética, sino que permiten estabilizar el asiento asegurándose que la columna vertebral se mantenga recta y los hombros relajados.

Optimizan el rendimiento al estar sentado y ofrecen una agradable sensación de relajación y comodidad durante todo el día. Una correcta elección de apoyabrazos mejora el bienestar a corto plazo.

En cuanto a las características funcionales del reposabrazos podemos distinguir los siguientes tipos:

Apoyabrazos fijos

Se suele utilizar en los modelos más básicos de las sillas para trabajar en casa o en sillones ejecutivos, que normalmente no se les va a dar un uso especialmente intensivo y en los que la importancia de la estética prevalece sobra las características técnicas.

Apoyabrazos regulables en altura

Un reposabrazos ajustable en altura permite encontrar el punto idóneo para apoyar el brazo.

Un buen reposabrazos ajustable debe estar en la posición adecuada debajo del brazo cuando sea necesario y a la vez, no debe presentar un obstáculo en el movimiento de la silla, especialmente cuando no se necesita facilitando el poder guardar la silla debajo del escritorio.

Los principales ajustes de un reposabrazos en las sillas de oficina son:

  • Botón de bloqueo/desbloqueo
    Al pulsar el botón, la almohadilla puede moverse libremente en altura, soltando el botón el reposabrazos se bloqueará en la posición deseada.
  • Sistema de subida y bajada
    En este caso no hay botones en el reposabrazos, tirando hacia arriba de la almohadilla se puede subir con facilidad, cuando alcanza la posición más alta, interviene el mecanismo que permite que la almohadilla descienda “automáticamente” a la posición más baja.
  • Ancho, rotación y traslación de la almohadilla
    Estos ajustes permiten adaptar aún más el reposabrazos a tus características físicas.

    Si eres una persona de hombros anchos (o muy estrechos) el ajuste de traslación te será muy útil porque te permitirá mantener el brazo en una posición natural.
    Al usar el teclado del ordenador, contar con una almohadilla que gira, te permite apoyar el codo y así reducir la fatiga en los hombros y el cuello.

Sillas de escritorio sin reposabrazos

Este tipo de sillas para trabajar en casa ahorran un espacio considerable y pueden encajar fácilmente en espacios pequeños, si estás teletrabajando en un pequeño rincón de tu casa, esta es una opción a considerar.

Generalmente ofrecen más flexibilidad de movimiento y al estar sentado uno se siente como con más espacio a su alrededor. Después de todo, recuerda que si quieres seguir siendo productivo durante todo el día, la comodidad siempre debe de ser una prioridad.

¿Cuál es la postura correcta en la silla para teletrabajar con el ordenador?

Permanecer sentado en la misma postura durante varias horas en una mala posición, finalmente, puede afectar a tu estado de ánimo, tu concentración, y en general a tu productividad.

El dolor de espalda, las caderas resentidas y los hombros cansados son algunos síntomas que distraen cuando se trabaja en casa. Si pasas la mayor parte del día sentado, es importante contar, con la que quizá sea tu mejor herramienta de trabajo, una silla de trabajo ergonómica que te resulte cómoda y con los ajustes necesarios para encontrar la postura correcta.

postura correcta para trabajar en el ordenador

Comprar una silla de oficina reclinable es necesario, pero no suficiente. Además de prestar especial atención a la postura, existen pequeñas recomendaciones útiles para mantener el bienestar durante la jornada laboral.

Aproximadamente cada dos horas, intenta tomarte un descanso, aparta la vista de la pantalla, estira los brazos, las piernas, y en la medida de lo posible, puedes salir a dar un paseo al aire libre para desconectar durante un rato.

Intenta mantener la espalda recta

Este es el primer paso para tener una postura correcta. La espalda debe estar bien apoyada, sentándote lo más cerca del respaldo, para que la columna esté completamente reposando sobre él.

El cuello y los hombros relajados

Mantener la espalda recta no significa estar en una posición firme. Para tener una postura correcta al sentarte, los hombros deben de estar bajados y relajados. La pantalla debe de estar perpendicular a los ojos para no forzar el cuello.

Descansa los antebrazos

Una silla de escritorio con reposabrazos debe instalarse de tal manera que asegure un apoyo cómodo en todo el antebrazo. Los codos deben descansar de tal manera que el antebrazo forme un Ángulo recto respecto al resto del cuerpo.

Los pies apoyados en el suelo

Para comprobar la posición correcta de las piernas, puedes guiarte por la regla de los 90º, es decir, asegurarte de que existen ángulos de menos de 90º entre el suelo y las pantorrillas, pantorrillas y muslos, muslos y torso.

Preguntas frecuentes

Si alguna vez te has preguntado por qué una de las sillas para trabajar en casa no funciona como debería… a continuación puedes encontrar algunas respuestas.

Puedes añadir un reposapiés bajo el escritorio, asegura que tus piernas estén correctamente alineadas y apoyadas. Un reposapiés ayuda a corregir tu postura a largo plazo, favorece la circulación y ayuda en el alivio del dolor de piernas.

No puedes estar sentado cómodamente en ninguna silla durante largas horas de trabajo. Por lo tanto, fíjate en las que ofrezcan un buen apoyo en la espalda, en este caso, las de tela de malla son una opción a tener en cuenta.

Sí, vale la pena. Piénsalo, si vas a estar sentado muchas horas… ¿No deberías asegurarte de tener una de las mejores sillas teletrabajo que mejorará tu salud y bienestar a largo plazo?
Seguramente habrás probado sillas baratas, con las que tienes que estar levantándote y moverte constantemente para deshacerte de la rigidez muscular.