Standing desk ¿Realmente merecen la pena? ¿Cuál es mejor?

standing desk

Dado que muchas personas siguen trabajando desde casa, al menos parte de la semana, un standing desk es una de las mejores compras que puedes hacer para erradicar los malos hábitos de postura al sentarte delante del ordenador y mejorar la concentración hasta encontrar un flujo de trabajo más productivo.

No es ningún secreto que desplomarse en el sofá o incluso sentarse en un escritorio normal puede provocar todo tipo de dolores y molestias. Comprar un escritorio de pie no solo mejorará tu comodidad mientras trabajas, sino que también reducirá los problemas de salud derivados del sedentarismo.

Un escritorio, o mesa elevable, es la base de un espacio de trabajo saludable, ya que permite moverse, cambiar de postura con facilidad y alternar entre trabajar sentado o de pie.

Si quieres descubrir cómo funcionan, los diferentes tipos que existen, sus principales características, qué pueden aportarte y sobre todo, que hay que tener en cuanto a la hora de comprar un standing desk, te invito a que sigas leyendo.

Los diferentes tipos de standing desk

El escritorio de pie ajustable cada vez es más utilizado por profesionales que trabajan en la oficina o desde casa. Por eso no es de extrañar que las diferentes marcas y fabricantes ofrezcan en sus catálogos nuevos modelos con características innovadoras para un público que busca un estilo de vida más saludable en el trabajo.

Sin embargo, no todos los escritorios elevables son iguales, por este motivo te invitamos a descubrir los diferentes tipos de standig desk que puedes encontrar en el mercado para que ayudarte a elegir el que mejor se adapte a tu forma de trabajar.

¿Cómo se llaman los escritorios que se levantan?

  • Standing desk eléctricos
  • Standing desk manuales
  • Standing desk converter
  • Escritorios de pie con altura fija

Standing desk eléctricos

Los escritorios de pie eléctricos cuentan con uno o varios motores que permiten ajustar automáticamente la altura del tablero de la mesa para alternar entre trabajar sentado o de pie. En comparación con un escritorio elevable manual, son mucho más rápidos y cómodos.

Algunos escritorios regulables en altura con un solo motor pueden soportar un peso de hasta 80 kg, lo que los hace ideales para oficinas domésticas y pequeñas empresas.

Los escritorios con dos motores son más estables al subir o bajar de altura, lo que es especialmente importante si planeas utilizar más de un monitor o un ordenador portátil en tu escritorio.

La altura de los escritorios de pie eléctricos se puede ajustar para adaptarse a diferentes usuarios, independientemente de su estatura.

standing desk electrico

Además, estos escritorios vienen equipados con una funcionalidad de memoria para guardar los ajustes establecidos de las diferentes alturas, algo muy interesante, ya que permite ahorrar tiempo y cambiar entre ellas con solo presionar un botón.

Esta funcionalidad es especialmente útil si lo que necesitas es alternar entre trabajar de pie o sentado con frecuencia o si la mesa la va a utilizar más de una persona. Estos escritorios son ideales para oficinas en las que los empleados comparten mesa.

Flexispot EG1Fezibo 100×60Flexispot E6Flexispot EB2Flexispot EB2
Tamaño120×60 cm100×60 cm140×60 cm140×60 cm120×60 cm
AnchoModularFijoFijoModularModular
Rango de elevación71-121 cm70-120 cm58-123 cm71-120 cm71-121 cm
Capacidad de carga70 kg80 kg125 kg100 kg50 kg
Velocidad de subida25 mm/s30 mm/s38 mm/s32 mm/s25 mm/s
MemoríaNoSISISISI
AnticollisiónNoSISISISI
Alarma de posiciónNoNoNoSINo

Standing desk manuales

Los escritorios de pie manuales son una opción más económica, ya que su sistema de ajuste manual mediante una manivela en el lateral del tablero permite subir o bajar la altura de la superficie de trabajo.

Sin embargo, este proceso puede resultar cansado y llevar tiempo, especialmente si se cambia varias veces al día entre la posición de pie y la de sentado. Además, cambiar la altura requiere cierto esfuerzo físico y puede llegar a ser des motivador si se utiliza el escritorio de forma intensiva.

Una de las principales ventajas de los escritorios de pie manuales es que no requieren conexión eléctrica, lo que los hace ideales para espacios donde no se cuenta con un enchufe cerca.

Cabe señalar que estos escritorios no cuentan con topes regulables para definir una altura ideal, por lo que cada vez que se cambie de posición se debe ajustar manualmente la altura del tablero. Por estas razones, se recomienda especialmente para usuarios ocasionales.

standing desk manual

En nuestra experiencia probando escritorios de pie, hemos comprobado que el ajuste manual de la altura del escritorio (normalmente la estructura se sube y se baja con una manivela) puede resultar incómodo y poco práctico.

Aunque en un primer momento no parece que lleve mucho tiempo dedicar un minuto a ajustar el escritorio, si se realizan varios cambios en una misma jornada laboral, es algo que se vuelve tedioso.

Lo que hemos observado es que muchos usuarios, en lugar de alternar la posición sentada y de pie varias veces al día, optan por reducir el número de cambios y volver a su antiguo hábito de permanecer sentados durante largos periodos de tiempo.

Standing desk converter

Los convertidores de escritorio de pie son una excelente alternativa, aunque no son de los mejores escritorios elevables, puedes ahorrarte el tener que comprar uno nuevo. Estos convertidores suelen ser más económicos y fáciles de instalar si lo comparamos con comprar un escritorio de pie completo.

Sin embargo, también es importante mencionar que un convertidor escritorio de pie solo eleva el teclado, el ratón y las pantallas, no el espacio de trabajo completo, lo que limita su uso si se trabaja con múltiples monitores. En cambio, es posible encontrar modelos con motor eléctrico para ajustar la altura de forma automática.

Algunos convertidores vienen con características adicionales como estantes de almacenamiento o cajones para mejorar la funcionalidad y la organización del espacio de trabajo.

standing desk converter

Escritorios de pie con altura fija

A diferencia de escritorios elevables anteriores, estos no pueden ajustarse y solo pueden utilizarse en posición de pie. Esto significa que tendrás que deshacerse de tu silla de oficina habitual y comprar un taburete reclinable con la altura adecuada.

Estos escritorios son ideales para personas que buscan una altura específica para trabajar de pie y no necesitan cambiar la altura con frecuencia. Sin embargo, pueden no ser tan flexibles para quienes buscan alternar entre estar sentado y de pie a lo largo del día.

¿Cómo elegir un standing desk?

Si estás considerando la compra de un escritorio de pie, es importante que tengas en cuenta varios factores para determinar cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades. Los escritorios de pie tienen muchos beneficios para la salud, sin embargo, con tantas opciones disponibles puede ser difícil elegir el adecuado.

escritorio elevable automatico

Antes de realizar la compra, es importante que te hagas algunas preguntas importantes. ¿Qué es realmente lo que buscas en un escritorio? ¿Te resultará cómodo estar de pie durante varias horas o te inclinarás a sentarte con frecuencia? Si ya tienes un escritorio, ¿es mejor invertir en una silla cómoda o en un convertidor de escritorio de pie?

Veamos que hay que tener en cuenta antes de comprar un escritorio de altura variable:

Dimensiones del espacio de trabajo

Las medidas de un nuevo escritorio son siempre importantes, tanto si se trata de un escritorio de pie como de un escritorio convencional de madera. Antes de comprar un standing desk, es esencial tener en cuenta el espacio disponible para su instalación.

Esto incluye no solo el tamaño del escritorio en sí, sino también la cantidad de espacio adicional que necesitas, tanto para tu estación de trabajo y todos los accesorios adicionales.

Como punto de partida puedes tener en cuenta el tamaño del monitor de tu ordenador, ya que es una buena referencia para conocer el tamaño del escritorio sentado/de pie que necesitas.

Altura mínima y máxima

El standing desk que elijas no solo debe ajustarse al espacio de tu oficina, sino que el propio modelo debe ajustarse a dos alturas: sentado y de pie.

Si te consideras una persona alta, comprueba primero la altura máxima, ya que algunos modelos pueden no ser lo suficientemente altos como para poder utilizarlos cómodamente.

De pie, debes poder escribir con los codos a los lados, los antebrazos ligeramente inclinados hacia el tablero y el monitor debe estar a la altura de los ojos.

Estabilidad

¿Te imaginas escribir sobre una mesa que se mueve? La estabilidad es un factor importante a tener en cuenta al elegir un escritorio de pie.

Si estás pensando en usar tu escritorio para trabajar, es esencial que esté fabricado con materiales resistentes, sea robusto y con una base ancha para evitar que se vuelque accidentalmente.

Si apoyas los codos sobre el tablero, no debe balancearse ni mucho menos tambalearse al ajustar la altura. Una superficie de trabajo inestable puede afectar negativamente a tu rendimiento.

Materiales

La calidad de los materiales influirá en el precio del escritorio de pie, pero también en su durabilidad. Por lo tanto, asegúrate de comprar un producto fabricado con materiales de alta calidad, especialmente el tablero.

El más barato es el MDF o tablero de fibra de densidad media. El MDF se compone de trozos de madera finamente triturados y unidos con cola o resina. Este material es ligero y bastante duradero.

La siguiente opción es el HPL o laminado de alta presión. El HPL es mucho más duradero, resistente al calor y es muy fácil de limpiar. Como tal, es ligeramente más caro que el tablero de MDF.

Por último, tenemos los tableros de madera natural, que indudablemente son los mejores para un escritorio de pie. Un tablero de madera natural es robusto y durará mucho tiempo, pero también es más caro y requiere un mantenimiento adecuado.

En cuanto a la estructura, una de acero o hierro es una opción excelente.

Precio

Te lo vamos a decir sin rodeos: no son baratos.

Dependiendo del tamaño, de los materiales y del sistema de elevación, el precio de los escritorios de pie puede oscilar entre los 200 y 600 €, por lo tanto, te recomendamos que en tu presupuesto tengas en cuenta la relación calidad/precio.

Obviamente, puedes encontrar convertidores de escritorio mucho más económicos a partir de 120 €, son una opción muy válida y algunos modelos incluso pueden soportar el peso de dos monitores.

Capacidad de carga

Esto puede no parecer importante inicialmente, pero si estás acostumbrado a tener un montón de cosas en su escritorio, tienes que considerar cuánto peso puede soportar tu nuevo standing desk.

Sea cual sea tu configuración, necesitas tener la capacidad de peso adecuada, sobre todo si piensas utilizar una estación de trabajo con varios monitores.

El peso máximo que puede levantar un escritorio de pie eléctrico depende del modelo, normalmente suele ser de unos 80 kg, o incluso hasta 150 o 200 kg en algunos modelos.

Memoria con ajustes personalizados

Los escritorios eléctricos suelen tener varios ajustes de memoria, similares a los de algunos asientos de coche. Así que, si compartes escritorio con la familia o los compañeros de la oficina, contar con más de 2 o más ajustes preestablecidos puede ahorrarte mucho tiempo, ya que solo con pulsar un botón, el escritorio se ajustará a la altura deseada.

Tamaño de la mesa

Lo siguiente a tener en cuenta es el tamaño del escritorio.

Además de tener el espacio suficiente para poder instalarlo (como ya vimos en la sección de las dimensiones del espacio de trabajo), recuerda que la profundidad es tan importante como la anchura. Con una profundidad adecuada, trabajarás más cómodo, tendrás la pantalla a la distancia correcta y podrás apoyar los codos sobre el tablero.

La anchura del escritorio también es importante tenerla en cuenta, ya que aparte del monitor (o monitores), el teclado y el ratón, en muchas ocasiones tendrás papeleo, una botella de agua o la taza de café.

Nivel de ruido

Los escritorios con manivela son famosos por ser mucho más ruidosos que los eléctricos. Esto puede suponer un problema si compartes oficina, ya que podría llegar a molestar a tus compañeros de trabajo.

En cambio, los escritorios eléctricos utilizan motores bastante silenciosos, sin llegar los 50 dB. Sin embargo, si el ruido supone un inconveniente, te recomendamos que te fijes bien en las especificaciones para que puedas encontrar un standing desk silencioso.

Beneficios de los escritorios para trabajar de pie

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de escritorios elevables, es el momento de repasar algunas de las ventajas que puede aportarte un standing desk para trabajar.

La primera es la obvia: te levantan de la silla. Y eso es bueno, porque pasar mucho tiempo sentado se ha relacionado con todo tipo de problemas de salud. No dudes en programar una alarma que te recuerde cambiar de postura cada dos horas aproximadamente.

Por lo tanto, si quieres dejar de lado el sedentarismo laboral, un escritorio para trabajar de pie es un buen punto de partida. Pero no es la única ventaja que ofrecen:

  • Mejora la postura. El trabajar de pie ayuda a mantener una postura correcta y evita la tendencia a encorvarse y acostumbrarse a una posición incómoda.
  • Alternar entre trabajar sentado o de pie ayuda a prevenir el dolor de espalda.
  • Reduce el riesgo de lesiones en la espalda, cuello y hombros.
  • Un escritorio de pie significa más productividad y estimula la concentración.
  • Mejoran la circulación sanguínea.
  • Te mantiene en forma y ayuda con la quema de calorías.
escritorio electrico ajustable

¿Cuánto tiempo se debe trabajar de pie?

Ninguna postura mantenida durante mucho tiempo es la postura correcta.

Para sacar el máximo partido al standing desk no es necesario ni recomendable trabajar de pie durante toda la jornada laboral. De hecho, la clave es alternar entre estar de pie y sentado para evitar los efectos negativos de estar en la misma postura.

Hacer estiramientos, moverse de vez en cuando e incluso hacer pequeños descansos, lo importante es que te muevas.

Si quieres profundizar más sobre el tema, te dejo un estudio publicado en el Journal of Occupational and Environmental Medicine para que tengas una información más contrastada.

Conclusiones

Desde los convertidores de escritorio compactos, hasta los grandes escritorios eléctricos en forma de L, ahora puedes conseguir una estación de trabajo personalizada que se adapte perfectamente a tu forma de trabajar.

Recuerda que siempre puedes complementarlo con accesorios que pueden ayudarte a trabajar mejor, por ejemplo, un reposapiés, una alfombrilla antifatiga, un brazo ajustable para el monitor o una lámpara para tener buena iluminación.

Ya sabrás que una de las mayores motivaciones mientras se trabaja es la inspiración y la concentración. Te mereces un espacio cómodo, adaptado a ti, y que mejor momento que ahora para comprar tu primer standing desk y empezar a disfrutar de todos los beneficios que puede aportarte.