Workation ¿Qué es y que ventajas tiene?

workation

El término workation, un neologismo derivado de la unión de las palabras “work” (trabajo) y “vacation” (vacaciones). Representa una nueva modalidad de teletrabajo en la que los profesionales pueden llevar su oficina a cualquier rincón del mundo y combinar responsabilidades laborales con momentos de ocio.

Dos conceptos aparentemente contradictorios que se fusionan para difuminar los límites entre el trabajo y las vacaciones.

¿Por qué son tendencia las Workations?

¿Por qué trabajar en la oficina o desde casa cuando puedes estar en una playa soleada o una cabaña en la ladera de una montaña? Disfruta de los museos de Berlín, del centro histórico de Florencia, o la noche madrileña sin tomarte un solo día libre.

Puedes dedicar las mañanas a reuniones virtuales desde una terraza con vistas panorámicas y las tardes a explorar la ciudad, visitar museos o disfrutar de actividades al aire libre.

Esta fusión de responsabilidades laborales con momentos de relax, es el equilibrio perfecto donde la motivación y la creatividad encuentran un terreno fértil ante nuevos retos y experiencias. En definitiva, una oportunidad para descubrir el mundo de una manera más auténtica y enriquecedora.

Tendencia del workation en los últimos 5 años

Workation y Work and Travel: dos conceptos distintos

No hay que confundir workation con el work and travel. Este último se basa en desempeñar trabajos ocasionales para financiar una estancia en el extranjero, mientras que el workation se centra en realizar la jornada laboral desde un destino vacacional.

Elementos clave

Si nunca has trabajado de forma remota, es posible que necesites un tiempo para adaptarte a esta nueva modalidad. Pero no te preocupes, aquí tienes 5 consejos para que aproveches al máximo el workation.

Rutina diaria

Aunque te encuentres en un entorno más relajado, no debes olvidar que el propósito principal sigue siendo el trabajo.

Establecer una rutina te ayudará a mantener el enfoque y a delimitar claramente el tiempo de trabajo del tiempo de ocio. Esto incluye:

  • Definir horarios de trabajo fijos, preferiblemente alineados con tu ciclo natural de productividad.
  • Elige un espacio dedicado exclusivamente al trabajo, libre de distracciones y adecuadamente equipado.
  • Reservar momentos específicos del día para el descanso y actividades recreativas, promoviendo así un equilibrio saludable.

Prioriza el trabajo

Aunque en ocasiones sientas la tentación de hacer una escapada o dar un paseo, no debes olvidar que tus compromisos laborales son la prioridad. Completa las tareas más importantes y urgentes preferiblemente por la mañana.

Si cumples tus objetivos antes de dedicarte a otras actividades, disfrutarás de tus momentos de relax sin remordimientos ni preocupaciones.

Planificación y gestión del tiempo

Con tantas distracciones en un entorno vacacional, es de vital importancia organizar la agenda y establecer un horario bien definido. Esto implica:

  • Planificar tu semana, asignando bloques de tiempo para tareas específicas como responder el correo electrónico.
  • Utilizar herramientas de gestión integral de proyectos y listas de tareas para mantener un seguimiento claro de tus progresos.
  • Ser flexible, pero también disciplinado, para adaptarte a imprevistos sin descuidar tus responsabilidades.

Establecer un horario estructurado previene la tendencia a improvisar y procrastinar.

Priorizar el descanso

Un cambio tan radical es parte de la experiencia y puede llevar algo de tiempo adaptarse.

Familiarizarte con el nuevo entorno, descansar adecuadamente y tomarte las cosas con calma no solo mejorará tu bienestar general, sino que también potenciará tu productividad y creatividad.

Aprovecha tus momentos de ocio para la “desconexión digital”, recarga energías y vuelve al trabajo con la mente despejada. Incluye en tu rutina actividades que promuevan la relajación y el bienestar, como la meditación, el yoga, la lectura o paseos por la naturaleza.

Coordinación efectiva

Cuando trabajas lejos de la oficina, sobre todo si es en otro país, ten en cuenta la diferencia horaria.

Siempre que sea posible y no interfiera con tu flujo de trabajo, programa las tareas y reuniones adaptándote al horario laboral de tus contactos. De esta forma, estarás disponible para colaborar, participar en reuniones importantes o atender consultas urgentes.

Apóyate en la tecnología y utiliza herramientas para minimizar errores, retrasos y confusiones derivadas de las diferencias horarias. Por ejemplo, calendarios compartidos, recordatorios, notificaciones y aplicaciones de gestión del tiempo te ayudarán a encontrar soluciones y comunicarte mejor con tu equipo.

Los beneficios de combinar trabajo y vacaciones

Alejarte del ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana es concebir el trabajo y el bienestar desde otra perspectiva. Lejos de limitarse a ser unas simples vacaciones de verano, combinar el mundo laboral con el ocio tiene beneficios para tu salud física, emocional y mental. 

Cuando se planifica bien, esta modalidad laboral, notablemente más flexible, ofrece grandes ventajas.

  • Gestiona tu vida con más flexibilidad. Al liberarte de las restricciones de un espacio de trabajo fijo y de las horas que se pierden en desplazamientos, tienes la oportunidad de disfrutar de más tiempo de calidad. Con una agenda bien organizada, resulta más sencillo equilibrar el ocio y el trabajo.
  • Aunque suene contradictorio, trabajar estando de vacaciones te hará más productivo/a, un cambio de escenario puede ayudarte a trabajar más y mejor. Al pasar tiempo fuera de la oficina, te alejas de las distracciones habituales del entorno laboral y te sumerges en un espacio propicio para la concentración.
  • El motor de la creatividad tiene su propio combustible: las nuevas experiencias. Romper con la monotonía y viajar a sitios por explorar, potencia la creatividad. La plena sensación de desconexión y, sobre todo, desenvolverte en un entono diferente, es un poderoso catalizador para la imaginación.
  • El concepto de workation es un antídoto eficaz contra el estrés cotidiano y el síndrome de burnout. Olvídate de los atascos matutinos, las prisas por llegar a tiempo y las frustraciones que acarrea el transporte público en hora punta.
  • Explora el mundo y descubre los sitios con los que siempre has soñado. Si te planificas con antelación, tendrás tiempo para viajar y disfrutar de lugares increíbles mientras trabajas de manera remota.

Posibles inconvenientes

A pesar de su atractivo innegable, detrás de la postal idílica de una playa con una silla Tommy Bahama y un portátil se esconden algunos inconvenientes que conviene tener en cuenta antes de lanzarse a esta experiencia.

El cansancio asociado a este estilo de vida, estar en constante movimiento y la necesidad de adaptarse a nuevos entornos, puede llegar a ser agotador.

La libertad del workation puede ser un arma de doble filo. Sin la supervisión directa de la empresa, un jefe y la estructura de una oficina, la autodisciplina se convierte en la clave para ser constante y productivo.

Es difícil encontrar ese equilibrio, y la falta de unos límites claros puede llevar a una sensación de “estar siempre en el trabajo”, incluso en los momentos de descanso.

Los destinos paradisíacos, con tantas actividades y experiencias, pueden convertirse en el mayor enemigo de la concentración. Es importante ser consciente de las distracciones inherentes al workation y desarrollar estrategias para mantener el foco en tu trabajo a distancia.

Si bien el workation ofrece la oportunidad de conocer gente nueva, las interacciones sociales pueden ser fugaces. Hay que tomar acción y ser proactivo, buscar oportunidades en las que hacer networking y compartir tu talento, acudir a eventos, conferencias o plataformas online.

Consejos para planificar un workation

Planificar el workation no es exactamente lo mismo que planificar unas vacaciones tradicionales. Si bien comparten ciertas similitudes, hay ciertos aspectos que hay que tener en cuenta. Aquí tienes 5 consejos que te ayudarán a organizarte.

Alojamiento

Algunas opciones que puedes barajar son los hoteles o campings que ofrecen paquetes dedicados al workation. Apartamentos de Airbnb con habitaciones o espacios con puestos de trabajo completos con todo lo necesario para sentirte como en una auténtica oficina. Incluso complejos turísticos que combinan instalaciones de ocio con facilidades para el trabajo remoto.

Cuando busques alojamiento, considera opciones que ofrezcan más que solo un lugar para dormir. Idealmente, tu elección debería servir como una base de operaciones cómoda y funcional para trabajar.

Esto significa buscar alojamientos que dispongan de escritorios o zonas de trabajo dedicadas, una conexión a internet confiable y, si es posible, espacios tranquilos donde puedas concentrarte sin interrupciones. Asegúrate de que tu alojamiento esté cerca de servicios esenciales como supermercados, lavanderías y restaurantes, para maximizar tu comodidad y eficiencia.

Elige sabiamente tu destino

No se trata solo de elegir un destino que ofrezca oportunidades para el ocio y el turismo, recuerda que vas a trabajar, y el ambiente debe ser el adecuado.

Tampoco es necesario que te vayas al otro lado del mundo, ya que incluso un viaje corto a una ciudad cercana te puede dar otra perspectiva y el cambio de aires que necesitas para revitalizar la rutina laboral.

Lo ideal sería encontrar el equilibrio entre tus preferencias y necesidades profesionales, un destino vacacional que enriquezca tanto tu vida laboral como personal.

Afortunadamente, el auge del trabajo remoto ha dado lugar a una gran cantidad de espacios de coworking y centros de nómadas digitales en todo el mundo que atienden las necesidades de los trabajadores remotos.

Por supuesto, el lugar que elijas para tu trabajo debe ofrecer actividades de ocio y planes que te atraigan. 

Calcula tu presupuesto

Antes de sumergirte en la planificación de tu workation, establece un presupuesto claro. Esto te ayudará a tomar mejores decisiones sobre tu destino, alojamiento y actividades. Desglosa tu presupuesto en categorías como alojamiento, alimentación, transporte, entretenimiento y gastos imprevistos.

Duración del workation

La duración de tu workation puede variar desde una semana hasta varios meses, dependiendo de tu flexibilidad laboral y personal. Al decidir cuánto tiempo pasarás, considera tanto tus compromisos laborales como tus objetivos para el viaje.

Un workation más largo te permite sumergirte completamente en el destino y establecer una rutina de trabajo-vida más equilibrada, mientras que uno más corto puede ofrecer un cambio de escenario necesario y un impulso de productividad.

Espacio de trabajo

Elegir en dónde vas a trabajar es tan importante como tu alojamiento. Por comodidad o para ahorrar, es tentador quedarse en la habitación del hotel, pero si quieres ser productivo, evita trabajar donde duermes.

La clave es encontrar un espacio que no solo sea funcional y cómodo, sino que también proporcione el ambiente adecuado para trabajar de manera efectiva y sin distracciones.

Si has planeado ir a un espacio de coworking con escritorios y mesas compartidas, no te quedes en el mismo sitio todo el tiempo.

Conexión a internet

Verifica la fiabilidad de la conexión a Internet y la cobertura móvil antes de comprometerte con un alojamiento. Consultar reseñas y buscar recomendaciones te proporcionará una visión clara de lo que puedes esperar en términos de conectividad.

¿Qué necesitas para tu workation?

Encontrar el equilibrio entre las herramientas de trabajo y los artículos personales es clave para disfrutar de una experiencia tanto placentera como productiva. Lleva contigo ropa y accesorios adecuados para las actividades de ocio que planeas realizar en tu tiempo libre.

Para tu jornada laboral, no te puede faltar:

  • Un portátil potente, fundamental para trabajar de forma remota. Asegúrate de que sea ligero y cuente con una buena autonomía de batería.
  • Soporte para portátil. Llevar uno de estos te ayudará a instalarte cómodamente y a mantener una buena postura.
  • Teléfono móvil y tablet, indispensables para llamadas, reuniones, mensajes y acceso a internet. Asegúrate que tu plan de datos sea suficiente para las necesidades del viaje.
  • Auriculares con micrófono y cancelación de ruido. Para llamadas y videollamadas.
  • Cargadores. Para tu portátil, teléfono y otros dispositivos.
  • Adaptadores de corriente, si viajas a otro país.
  • Cables adicionales. USB, HDMI, entre otros.
  • Disco duro externo y servicios de almacenamiento en la nube, para asegurar tus archivos.

No te olvides de los documentos importantes como el DNI, el permiso de conducir, el pasaporte, las tarjetas de seguro médico y las tarjetas de crédito.

Estos documentos no solo son necesarios para la logística del viaje, sino que también te proporcionarán tranquilidad al saber que estás preparado/a para cualquier eventualidad.

Antes de iniciar tu viaje, investiga las opciones de conectividad en tu nuevo destino vacacional y considera la posibilidad de adquirir un plan de datos internacional o un dispositivo de Wi-Fi portátil para que siempre tengas acceso a una conexión estable.

Recuerda: lo más importante es que tengas todo lo que necesitas para trabajar de forma eficiente y disfrutar de tu tiempo libre.