PymeMadrid

Compartiendo experiencias

Sobre mi filosofía

Una de las lecciones básicas en el desarrollo de sistemas informáticos, es denominada “divide y vencerás” la cual se refiere a desglosar en pequeñas funciones la solución de un problema. Esta filosofía es adaptable a cualquier situación que necesite ser resuelta.

Al emprender un negocio, es recomendable dividir todo el proyecto en pequeñas metas e irlas alcanzando poco a poco, por ejemplo, encontrar un local, hacer la publicidad, diseñar el logotipo, desarrollar el producto, venderlo, etc.

Cada una de estas pequeñas metas te llevará a completar metas más grandes. Pero hay otra filosofía aún más potente, se trata del “une y vencerás”.

El comienzo

Muchas veces he visto como en gran cantidad de proyectos que he tenido entre manos, el crecimiento ha sido lento, incluso algunos ni se llevaron a cabo por quedarse estancados al no ver resultados.

Con la perspectiva del tiempo entendí que si quería realizar proyectos por mí mismo, iba a tardar mucho más tiempo o incluso no poder llegar a terminarlos.

Leí libros, escuché podcasts, asistí a eventos y puse en práctica lo que aprendía, comencé a interesarme por Wordpress, sus plugins, sus plantillas y me llamaba mucho la atención todo lo relacionado con el SEO.

Esto fue la semilla que hizo que sin darme cuenta, en un corto periodo de tiempo, me dedicase al desarrollo web.

Una pregunta recurrente en mi cabeza siempre ha sido…

¿Qué se necesita para que alguien se registre o compre algo?

Así es cómo descubrí el marketing digital

Tomando acción

Me encanta leer. En mi tiempo libre, siempre que puedo estoy leyendo sobre algún tema relacionado con el marketing, estrategias, negocios…

Pero claro, esto si no se gestiona correctamente puede dar lugar a la“infoxicación” (intoxicación causada por mucha información) yo la he sufrido en primera persona, querer abarcar demasiado sin tener un objetivo realmente claro, falta de recursos y en ocasiones desanimo.

Llega un momento, como en todo buen viaje, que lo importante es disfrutar del proceso, comencé a utilizar las herramientas que verdaderamente necesitaba en cada momento, ahora gestiono mejor mi tiempo e intento enfocarme en una tarea a la vez.

Todo es cuestión de tener la mentalidad adecuada, y la paciencia… bueno, paciencia suena a algo muy pasivo. Mejor diré la perseverancia para lograr lo que te propones.

¿Nos tomamos un café?

También siento ese gusanillo de la insatisfacción continua, de la necesidad de crear, buscar nuevos desafíos, emprender proyectos interesantes con personas de las que aprender y con las que compartir.

Ahora solo queda presentarte, me gustaría saber de ti. Espero ser un gran amigo tuyo y de tu negocio. Ponte en contacto conmigo a través de este formulario de contacto.

Tengo una visión optimista del futuro y creo que los emprendedores, tengan éxito o fracasen, están trabajando para ayudarnos a lograr un futuro mejor.