Ley de Teletrabajo 2021 ¿Qué derechos tienes?

Ley de Teletrabajo

En este artículo vamos a repasar y hacer un resumen de la nueva ley de teletrabajo, trabajo remoto o trabajo a distancia.

El teletrabajo ha llegado para quedarse, algo impensable no hace muchos años y que es posible gracias a la transformación digital que numerosas empresas de distintos sectores están poniendo en práctica.

Esta nueva forma de trabajar está siendo cada vez más implementada por empresas para que sus trabajadores tengan la opción (siempre voluntaria) de poder trabajar desde su casa con el ahorro de recursos que esto supone.

Un ahorro considerable en desplazamientos, con un horario laboral totalmente flexible adaptado a las necesidades concretas del trabajador.

Si actualmente te encuentras teletrabajando es de vital importancia y sumamente necesario que conozcas todo lo que dice la nueva ley de teletrabajo. De esta forma conocerás tus derechos y obligaciones como trabajador de forma remota.

Contenido

¿Qué es la Ley de Teletrabajo y cómo se regula?

La nueva ley de teletrabajo fue creada para regular las condiciones bajo las cuales se trabaja actualmente la mayor parte de España. El nombre oficial es el Real Decreto Ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia.

El trabajo remoto estuvo regulado por la condición de trabajador durante tiempo, pero rara vez se practicaba antes de los últimos años.

Por esta razón, el gobierno español ha decidido lanzar una nueva ley de teletrabajo para regular y poder adaptar la situación actual.

Esto incluye las condiciones que deben cumplir las empresas y los trabajadores que eligen trabajar desde su domicilio. La base de la nueva ley de teletrabajo se basa en el acuerdo europeo que entró en vigor en el año 2002.

El teletrabajo no se realiza desde las instalaciones de la empresa ni desde la oficina, normalmente es desde el domicilio del trabajador y en la mayoría de los casos, los trabajadores son responsables de los gastos laborales que supone trabajar de forma remota.

¿A quién le afecta la nueva Ley de trabajo a distancia?

Trabajar desde casa: ¿para qué tipo de trabajadores?

El objeto de la regulación que establece la ley del teletrabajo en sus artículos uno y dos,  dice que entiende que al menos el 30% de la jornada laboral se realice en una franja de tres meses, o en su defecto, el tiempo proporcional equivalente a la duración del contrato teletrabajo.

También hace las siguientes diferenciaciones:

Trabajo a distancia:
Es una forma de organizar el trabajo, o bien, de realizar actividades laborales en el lugar de residencia del trabajador, lo que viene siendo trabajar desde casa o bien en el lugar elegido por la persona, durante el horario establecido o parte de él.

Teletrabajo:
Todo trabajo a distancia que se realiza utilizando herramientas y sistemas informáticos y de telecomunicación.

Trabajo presencial:
Es el trabajo que se realiza dentro de las instalaciones o en el lugar designado por la empresa.

Es decir, todas las empresas en las que su plantilla esté teletrabajando más de dos días a la semana en un periodo de 3 meses, debería concretar un acuerdo entre el reclutador y las personas que trabajen en la empresa.

¿Qué dice la ley de teletrabajo?

Todas las empresas están obligadas a crear acuerdos por escrito sobre las actuales condiciones en las que se realiza el trabajo a distancia.

ley teletrabajo boe

Este tipo de acuerdos deben de establecerse por ambas partes (trabajador y empresa) antes de empezar a teletrabajar desde el domicilio.

En el caso de que la empresa tuviese en plantilla empleados teletrabajando, tendrá un máximo de 3 meses para llegar a pactar las nuevas condiciones con cada uno de los trabajadores.

Veamos cuáles son los puntos principales de la ley de teletrabajo

Regulación del teletrabajo con un acuerdo obligatorio

Sabiendo que el trabajo a distancia debe de ser voluntario para los trabajadores como para las empresas, ninguna de las partes se verá obligada a implementar esta forma de trabajar.

Una vez se realice el pacto previo por ambas partes para llevar a cabo el trabajo de forma remota, es totalmente necesario e imprescindible la firma de un acuerdo en común que enumere cada uno de las condiciones del teletrabajo.

Este acuerdo debe constar por escrito, antes de iniciar la actividad laboral a distancia, bien, en un anexo al contrato, o en un punto del mismo.

El acuerdo de teletrabajo debe dejar claro todos los cambios oportunos referentes a las condiciones de la actual situación de trabajo a distancia.

Por otro lado, la empresa en un periodo máximo de 10 días, debe facilitar una copia del acuerdo del teletrabajo al responsable legal de los empleados que deberá firmar para constatar su validez.

Este acuerdo debe constar en los contratos de todas las nuevas incorporaciones que se realicen a la plantilla de trabajadores. Además, en todos los contratos de los empleados que ya tenían un empleo presencial y que por cualquier motivo estén trabajando actualmente de forma remota.

La oficina de empleo que corresponda también debe ser notificada con otra copia del acuerdo del teletrabajo, fechada y firmada.

¿Qué tiene que incluir el acuerdo teletrabajo 2021 según la ley?

Un completo y detallado inventario de todas las herramientas, consumibles y equipo informático para poder realizar el teletrabajo de forma adecuada.

Empresa y departamento al que pertenece el trabajador.

Ubicación donde se realizará la jornada laboral del trabajador, normalmente en el domicilio de este, pudiendo teletrabajar desde otros lugares de forma puntual siempre que se la empresa sea notificada con antelación.

Hora de comienzo y fin de la jornada laboral, así como la disponibilidad horaria fuera del horario de teletrabajo (esto hace referencia al derecho a la desconexión digital).

Según lo establecido, se informará de todos los gastos derivados del teletrabajo que la empresa deberá de asumir.

Directrices detalladas sobre seguridad y protección de datos para el trabajo a distancia.

Instrucciones para proceder en caso de que algún fallo técnico (perdida de conexión a internet, fallos de las aplicaciones y programas para el teletrabajo) impida el correcto desarrollo de la actividad laboral desde el domicilio del trabajador.

Informar detalladamente de la distribución de horas o días del trabajo en remoto y presencial en las instalaciones de la empresa.

Informar de las medidas de control impuestas por la empresa, tanto tecnológicas como de control de horario en el caso de que se llegasen a implementar.

Dado que el teletrabajo es reversible, en el acuerdo debe de constar claramente los plazos en los que el trabajador debería de ser avisado antes de terminar la modalidad de trabajo a distancia.

Teletrabajo Legislación: ¿Es obligatorio o voluntario?

No es obligatorio teletrabajar, el teletrabajo es una opción voluntaria, tanto por parte del empresario como del trabajador.

La voluntariedad del teletrabajo que es una decisión voluntaria consecuencia del acuerdo entre la empresa y el trabajador.

Por un lado, se debe informar al empleado de que el trabajo a distancia es aquel que las actividades laborales se realizan normalmente en su domicilio, o bien, en un el lugar donde el trabajador decida libremente.

Por otro lado, el teletrabajo es aquel trabajo a distancia que se realiza gracias a la tecnología, con un ordenador, que la empresa debería de facilitar al teletrabajador.

Primeramente, hay que diferenciar aquellos trabajos que se pueden llevar a cabo a través de esta modalidad y aquellos que no, esto que parece bastante obvio tiene su controversia, ya que la frase “teletrabajo obligatorio en todo el país” no es del todo correcta, hay que matizar, teletrabajo.

Pero se deberá implementar en aquellos trabajos que se puedan desarrollar siguiendo esta nueva forma de trabajar.

El ejemplo muy claro son los trabajos físicos, donde por ejemplo el personal de limpieza de las oficinas no pueden realizar su trabajo a distancia, por el contrario, todo el personal de trabajos administrativos de oficina pueden realizarlo desde casa.

Este es un claro ejemplo que puede extrapolarse a muchos otros tipos de sectores, no solo a empleos de administración, esta es la primera diferenciación clara.

Siguiendo con el segundo punto, dentro de los trabajos llamados “de oficina” o todos aquellos donde teletrabajar sea posible, no serán las empresas las que apuesten al cien por cien por esta modalidad de horarios flexibles, en muchas ocasiones por el nivel de desconfianza, por falta de información, por las políticas de la empresa, etc.

Pueden ser muchos los motivos por los que un empresario no se decida a implementar de forma habitual el teletrabajo, en algunas ocasiones estará más justificado que en otras por la ley teletrabajo España 2021.

Aunque otra opción es la modalidad a la que muchas empresas se han sumado hoy día, la de los modelos híbridos, que consiste en trabajar parte de tu jornada semanal en la oficina y el resto, de forma remota, este podría ser un primer paso antes de implantar una medida más permanente.

La nueva ley de teletrabajo no contempla que el teletrabajo sea obligatorio, establece que debe ser de carácter voluntario y reversible.

¿Quién paga los gastos del teletrabajo?

Las personas que trabajan de forma remota con la nueva normativa teletrabajo tienen derecho a que la empresa le proporcione todas las herramientas y equipos que necesiten para poder realizar su actividad laboral.

Los gastos derivados del teletrabajo. Estos recursos deben de constar por escrito en el inventario del acuerdo de teletrabajo.

Por parte de las empresas:

  • Ofrecer soporte técnico.
  • Cubrir los gastos que deriven de los daños en las herramientas y de los datos utilizados para teletrabajar.
  • Ofrecer todos los medios disponibles para proteger los datos utilizados por el empleado para fines profesionales.
  • Informar en todo momento al empleado sobre el uso y el tipo de limitación de las herramientas, programas, aplicaciones y equipos informáticos y sobre el tipo de sanción al infringir dichos límites.
  • Ofrecer la información necesaria vigente en materia de protección de datos de la empresa.

Por parte del trabajador:

  • Avisar inmediatamente en caso de sufrir algún tipo de incidencia en el mal funcionamiento de alguno de los recursos que utilice para teletrabajar.
  • No difundir y mucho menos recopilar material de carácter ilegal por internet.
  • Llevar un cuidado minucioso de las herramientas para teletrabajar.
  • Cumplir estrictamente la legislación de protección de los datos.

¿Voy a cobrar menos por teletrabajar?

La ley del teletrabajo 2021 dice que no, los trabajadores que trabajan a distancia tienen la misma retribución salarial que los trabajadores que lo hacen presencialmente, siempre en función del salario acordado en el contrato del grupo profesional del puesto de trabajo.

Flexibilidad horaria en el teletrabajo

La ley de teletrabajo en España dice que, la flexibilidad en el horario de los trabajadores que realicen sus actividades de forma remota se realizará en todo momento respetando la normativa en cuánto al tiempo de trabajo y descanso, así como la obligatoria disponibilidad del horario establecido para teletrabajar.

Otro punto que regula la nueva legislación del teletrabajo, es la importancia de las condiciones en las que se realiza la actividad pertinente.

legislacion teletrabajo
Regulación del teletrabajo

El trabajador tiene total derecho a llevar una organización del trabajo y del tiempo empleado en él.

Esto quiere decir que no tiene la obligación de hacer un horario estricto, abogando a la libertad para realizar y llevar a cabo todas sus obligaciones cuándo está teletrabajando, administrando y gestionando el tiempo de la forma más adecuada por parte del trabajador.

Hay que recalcar, que esto no quiere decir que tenga el privilegio de trabajar menos tiempo y horas por jornada que el resto de compañeros que van a las instalaciones de la empresa, el nivel de trabajo y la carga diaria deben de estar equilibrados con los demás compañeros.

De conformidad con los términos establecidos en el acuerdo de trabajo a distancia y la negociación colectiva, respetando los tiempos de disponibilidad obligatoria y la normativa sobre tiempo de trabajo y descanso, la persona que desarrolla trabajo a distancia podrá flexibilizar el horario de prestación de servicios establecido.

Artículo 13. Derecho al horario flexible en los términos del acuerdo.

Control y registro del horario de la jornada laboral

La nueva ley de regulación del teletrabajo establece que un horario flexible es absolutamente necesario y obligatorio, por su parte, las empresas deben establecer los horarios exigiendo en todo momento la disponibilidad de tiempo.

Esto quiere decir que se pueden establecer y habilitar franjas horarias que no se contradigan ni interpongan en los acuerdos de teletrabajo actualmente en vigor.

En el caso del teletrabajo, el registro de las horas de trabajo, llevar un control del horario y el fichar por parte del trabajador, siguen estando vigentes. Para poder controlar todas estas acciones, está la opción de utilizar plataformas destinadas a este cometido, normalmente digitales.

¿Las empresas pueden controlar la actividad laboral del trabajador en remoto?

La Ley de Teletrabajo dice que las empresas pueden implementar las medias que estimen oportunas para llevar un control y verificar el que el trabajador cumple con las obligaciones laborales.

Este tipo de implementaciones de control deben garantizar en todo momento el derecho a la intimidad del trabajador y la protección de datos. La empresa en ningún caso puede llegar a exigir la instalación de ningún tipo de aplicación en los dispositivos propiedad del empleado.

Protección de datos y derecho a la intimidad en el teletrabajo

El real decreto de la ley del teletrabajo no profundiza demasiado en este punto, pero sí que deja constancia del derecho a la intimidad y a la protección de datos.

Informa de que las empresas no pueden obligar al trabajador instalar algún tipo de aplicación o programas en los ordenadores y dispositivos  que sean de su propiedad, ni la obligatoriedad de utilizar dichos dispositivos para realizar el trabajo en remoto.

Ambas partes, trabajador y empresa, deben respetar en todo momento los datos de carácter personal y sensible según las políticas establecidas en la normativa actualmente vigente.

En el artículo 20 de la nueva ley de trabajo a distancia dice:

Las personas trabajadoras, en el desarrollo del trabajo a distancia, deberán cumplir las instrucciones que haya establecido la empresa en el marco de la legislación sobre protección de datos, previa participación de la representación legal de las personas trabajadoras.

Capítulo IV, artículo 20 de la nueva ley de teletrabajo BOE-A-2021-11472

Derecho a la desconexión digital en la nueva Ley de teletrabajo

Durante el trabajo remoto, los límites entre la vida personal y la vida laboral a menudo son algo borrosos.

Del lado de los empleados, por no contar con las mejores habilidades en la gestión del tiempo, como muchas personas que pierden la noción del tiempo y hacen llamadas a sus compañeros fuera del horario laboral.

La nueva regulación no permite este comportamiento y, de hecho, invita a cada empresa a integrar una política de comunicación interna clara y de forma estandarizada.

Para garantizar tiempo con familiares, amigos y proteger la salud de los trabajadores, la ley de trabajo a distancia, dice claramente en el artículo 18, que los trabajadores tienen el derecho a una total desconexión digital.

De esta forma, el trabajador tiene la garantía de poder disfrutar de su tiempo libre.

¿Tiene los mismos derechos el teletrabajador que cualquier otro?

Las personas que trabajan de forma remota tienen los mismos derechos que el resto de trabajadores, excepto los que se consideran propios del trabajo presencial.

Las empresas deben tener esto en cuenta a la hora implementar medidas y planes de mediación e igualdad.

Los principales derechos son, la estabilidad del empleo y la retribución y el tiempo de trabajo, además de:

Derecho a la promoción profesional dentro de la empresa

La promoción profesional es algo que también contempla la nueva ley de teletrabajo.

Los trabajadores que realizan sus actividades de forma remota, tienen el mismo derecho que los trabajadores que lo hacen in situ en las instalaciones de la empresa, a la promoción profesional.

Teniendo la empresa el deber de informar, siempre por escrito, de las oportunidades de ascenso que se puedan llegar a producir, tanto en puestos presenciales o de forma remota.

Derecho a la formación igual que a los demás trabajadores

Por parte de las empresas, estás deben garantizar las mismas oportunidades en cuánto a la formación necesaria, a los trabajadores que trabajan a distancia, igual o de manera equivalente, a los trabajadores que lo hacen de manera presencial en el puesto de trabajo de la empresa.

El derecho laboral a la formación tiene que estar reflejado en el momento de presentar el acuerdo para el teletrabajo y siempre que se realice algún cambio importante que el trabajador debe de conocer, cómo por ejemplo ante un cambio de la tecnología para poder teletrabajar.

Igualdad de trato y la no discriminación del trabajador en remoto

Todos los trabajadores que realicen su actividad de forma remota tienen los mismos derechos laborales que los que realicen su trabajo de forma presencial, excepto cuando las actividades laborales necesiten ser realizadas desde las instalaciones de la empresa.

Bajo ningún concepto se podrán cambiar las condiciones previamente pactadas en el acuerdo del teletrabajo, sobre todo las que tienen que ver con el horario laboral y el sueldo a percibir.

Como punto destacable, se tendrán siempre en cuenta los factores del trabajo en remoto sobre los complementos salariales para que estos no se vean afectados.

Seguridad, higiene y accidentes laborales en el teletrabajo

De momento esta parte no está muy clara, pero si hay algunos puntos que son importantes conocer.

En concreto, el artículo 16 de la nueva Ley de teletrabajo dice:

La evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva del trabajo a distancia deberán tener en cuenta los riesgos característicos de esta modalidad de trabajo, poniendo especial atención en los factores psicosociales, ergonómicos y organizativos y de accesibilidad del entorno laboral efectivo. En particular, deberá tenerse en cuenta la distribución de la jornada, los tiempos de disponibilidad y la garantía de los descansos y desconexiones durante la jornada.

Sección 4ª Derecho a la prevención de riesgos laborales.

Según dice el escrito al completo, también existirá una futura evaluación de riesgos y las empresas seguirán cuidando, en la medida de lo posible, de la salud de sus empleados.

Aunque algo que podría llegar a ser un inconveniente es que al trabajar desde casa, está no estuviese convenientemente preparada para realizar las actividades laborales, por ejemplo no contar con una silla para teletrabajar. Lo que podría repercutir directamente en la salud del trabajador.

Si estás teletrabajando, ya sea de forma autónoma o por cuenta ajena, no significa que no tengas los derechos que establece la ley de teletrabajo. Uno de los más importantes es la protección de la seguridad y la salud, incluso si trabajas desde casa.

Llegado el caso de que el acuerdo de teletrabajo se firme por ambas partes, según establece la nueva ley de teletrabajo, es de obligatorio cumplimiento todas las obligaciones en cuestión de prevención de riesgos laborales.

¿La ley teletrabajo 2021 a distancia prohíbe los despidos del teletrabajador?

La nueva ley de trabajo a distancia no prohíbe el despido del teletrabajador. Lo que dice esta normativa es que siempre se debe garantizar la estabilidad laboral.

Esto quiere decir que tras fijar el acuerdo por escrito, el empleado puede negarse a realizar su trabajo de forma remota y sin que la empresa pueda despedirle por tomar esta decisión.

Respecto a este punto, el artículo 4 de la Ley de teletrabajo dice lo siguiente:

Las personas que desarrollan trabajo a distancia no podrán sufrir perjuicio alguno ni modificación en las condiciones pactadas, en particular en materia de tiempo de trabajo o de retribución, por las dificultades, técnicas u otras no imputables a la persona trabajadora, que eventualmente pudieran producirse, sobre todo en caso de teletrabajo.

BOE-A-2021-11472 Ley de teletrabajo

Ley teletrabajo BOE

Puedes ver el documento al completo de la nueva ley de teletrabajo en la página oficial del BOE

Infografía sobre la nueva ley de teletrabajo 2021

ley teletrabajo 2021 españa

Preguntas frecuentes y opiniones sobre la nueva ley de teletrabajo

No, la nueva ley de teletrabajo no se aplica a los funcionarios locales de la administración pública, actualmente se está replanteando una regulación en concreto para este tipo de trabajadores.

Por el momento, el trabajo a distancia y la le de teletrabajo para funcionarios públicos se regula a través del artículo 13 del estatuto para los trabajadores.

Los términos para adaptar la jornada se establecerán en el Convenio Colectivo.

De no existir, se negociarán entre la empresa y el solicitante, trámite que no debe exceder los 30 días. Transcurrido ese plazo, la resolución de la compañía debe plasmar por escrito su decisión.

Puede aceptarla, proponer una alternativa para adaptar la jornada o negarse, pero en este último caso la decisión debe tener una justificación razonable y objetiva.

No hay que perder de vista que existen puestos y profesiones que no son compatibles con el teletrabajo. Un médico, un reponedor o la dependienta de una tienda no pueden hacer su trabajo a distancia.

En cambio, hay un sinfín de profesionales que pueden realizar su trabajo desde cualquier lugar, en el sector de la educación por ejemplo, siempre y cuando la empresa cuente con los medios técnicos para hacerlo posible.

Los periodistas, los arquitectos, los abogados, los administrativos o los diseñadores son solo algunos de ellos.

También es importante señalar que el trabajador que solicitó el teletrabajo puede volver a la modalidad anterior “cuando el cambio de las circunstancias así lo justifique, aun cuando no hubiese transcurrido el periodo previsto”. ¿Cuál es ese plazo? Lo cierto es que la norma no establece ninguna duración máxima.

La nueva ley teletrabajo está desde el 13 de octubre de 2020. Este fue el primer día que oficialmente entró en vigor el Real Decreto Ley 28/2020, comúnmente llamada “ley del teletrabajo”.

El teletrabajo no puede ser impuesto, ni por el trabajador ni por el empleado, sino que es el resultado de un acuerdo entre la empresa y el trabajador. Este acuerdo puede estar incluido en el contrato de trabajo inicial o concluirse posteriormente.

En todo caso, el empresario debe proporcionar al teletrabajador información adecuada sobre el desempeño de la actividad, sobre obligaciones y derechos y sobre salud y seguridad.

Asimismo, deberá informarle sobre las restricciones en cuanto al uso de equipos, herramientas, programas informáticos, web y las sanciones correspondientes aplicables en caso de infracción, según lo establecido por la negociación colectiva.

Si piensas en las ventajas del teletrabajo para las empresas, lo primero que te viene a la mente es el ahorro: menos electricidad, menos dinero en calefacción, menos consumo de equipos y la medición del tiempo de los empleados

La definición de accidentes laborales establecida por el artículo 3 del decreto 1562 de 2012 es actualmente válida y dice qué:

Esta definición se aplica a los accidentes en el trabajo que ocurren a personas que trabajan desde casa o de forma remota, por lo que si hay un accidente laboral, debe analizarse tomando en cuenta la definición anterior.

Para concretar y averiguar si se trata de un accidente de trabajo, se deben considerar factores como las actividades a realizar, donde se hacen y cuándo se realizan. La causa de la contingencia puede depender de ello. (Ley 884 de 2012, Artículo 9).

Los accidentes en el trabajo son eventos repentinos que resultan u ocurren durante el trabajo, causando lesiones orgánicas, enfermedades funcionales o mentales, discapacidad o muerte de los trabajadores.

También es un accidente en el trabajo que ocurre cuando un trabajo se realiza bajo su autoridad mientras ejecuta la orden de un empresario o contratista, incluso en el lugar o fuera del horario laboral. Se cree que los accidentes en el trabajo ocurren durante los desplazamientos desde el lugar de residencia del empleado a su lugar de trabajo, o viceversa.

Conclusiones

El teletrabajo tiene muchos aspectos positivos, permite una eficiencia y una compatibilidad con la desconexión digital para disfrutar más del tiempo de ocio con familia y amigos.

Gracias a la tecnología, ausentarse de la oficina es una realidad, la comunicación con los compañeros de trabajo, las reuniones virtuales con el uso intensivo de auriculares para teletrabajo y sobre todo, poder trabajar de forma colaborativa, son soluciones muy bien acogidas por parte de los trabajadores.

Recuerda que toda la relación laboral y cualquier regulación tienen que quedar por escrito. Es importante saber que el teletrabajo es voluntario, tiene que ser un pacto de mutuo acuerdo entre las dos partes, trabajador y empresa.

4.3/5 - (92 votos)